•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La segunda causa de ingreso de los pacientes a los diferentes hospitales del país el año pasado fue la diarrea y gastroenteritis infecciosa con 12,561 casos. En el 2016 esta afectación también fue la segunda causa de hospitalización con 15,725 pacientes.

La tercera causa de internación en las unidades de salud en el 2017 fueron los trastornos de la vesícula biliar, vía biliar y páncreas con 11,364 casos. No obstante, en el 2016 el tercer lugar lo ocupó la fiebre sospechosa de dengue con 15,364 casos. El especialista añadió que también se toman en cuenta los estudios radiológicos como las placas.

Según las cifras oficiales en el 2017,  los médicos ingresaron en los diferentes hospitales del país a un total de 444,417 personas por diversas enfermedades. La cifra anterior representa una disminución del 2.5% con respecto al año 2016, cuando fueron hospitalizadas 455,850 personas. 

La neumonía

La Organización Mundial de la Salud (OMS) a través de su sitio web señala que la neumonía es un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones. Estos están formados por pequeños sacos llamados alvéolos, que —en las personas sanas— se llenan de aire al respirar. Los alvéolos de los enfermos de neumonía están llenos de pus y líquido, lo que hace dolorosa la respiración y limita la absorción de oxígeno.La neumonía puede prevenirse mediante inmunización, una alimentación adecuada y el control de factores ambientales como el consumo de tabaco. 

La neumonía puede prevenirse mediante inmunización, una alimentación adecuada y el control de factores ambientales como el consumo de tabaco. 

El especialista en medicina interna, Nery Olivas, explicó que en el caso de los niños es necesaria la hospitalización cuando tienen fiebre alta y tienen respiración de más de 30 latidos por minuto con mucho esfuerzo, están con decaimiento o somnolencia. 

Además, afirmó que en los adultos hay una clasificación que se llama CURB-65, es una escala de predicción de mortalidad utilizada en pacientes con neumonía adquirida en la comunidad, la cual establece como criterios de hospitalización la edad del paciente, es decir que tengan más de 65 años, alto el ácido úrico  y creatinina, y que tenga  dificultad para respirar o la presión arterial baja son criterios de hospitalización. 

El especialista añadió que también se toman en cuenta los estudios radiológicos como las placas. Si está tomado más de un pulmón se ingresa aunque no tenga muchos síntomas. De igual manera si es cardiopatía, diabético o alguna enfermedad crónica tipo pulmonar como broquitis crónica o enfisema.  

“Se hospitaliza para darle asistencia respiratoria, ponerle oxígeno y antibióticos y mejorarle sus síntomas generales como fiebre y falta de apetito, porque hay que nutrirlos. También para vigilancia, porque a veces se complican y hay que tratarlos rápidamente”, dijo Olivas.  

La diarrea

En el caso de las diarreas Olivas afirmó que se ingresan los pacientes cuando están deshidratados. Los síntomas de esta afectación son: ojos hundidos, llanto sin lágrimas y poco perceptible, dificultad para respirar, corazón acelerado, pulso rápido o débil, y signo del pliegue, que es cuando la piel está reseca. 

“El objetivo de la hospitalización es identificar la causa de la diarrea y tratársela. Aunque lo primero es hidratar al paciente”, sostuvo Olivas.