Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

Directivos de la UPN y APN, así como periodistas que tienen sus propios espacios noticiosos en radioemisoras capitalinas y páginas web, censuraron ayer la decisión del alcalde Alexis Argüello de utilizar en otro proyecto una partida de 7 millones de córdobas, que la administración anterior había aprobado para el pago de publicidad de la comuna.

Roberto Larios, Presidente de la Unión de Periodistas de Nicaragua, dijo a END que con las afirmaciones que hizo el alcalde Argüello, “me da la impresión como que hay un movimiento en el presupuesto de la comuna de conformidad con la situación de crisis, que los obliga a realizar algunos ajustes en su presupuesto”.

“Guiándome con la información que apareció en el periódico, pareciera que resulta afectada la partida presupuestaria de la comuna, por lo que lamentamos que se haya tenido que tomar esa decisión, porque eso, efectivamente, va a afectar a un grupo de periodistas, pero nosotros le tomamos la palabra al alcalde en el sentido que el dijo que estaba abierto a platicarlo para ver de dónde ‘sacamos manteca’”, dijo.

Denis García Salinas, quien tiene su propio espacio radial, y es uno de los afectados por la cancelación de publicidad en la Alcaldía, dijo: “Creo que el gobierno municipal está cometiendo un grave error, porque esto es una forma de terminar con los noticieros pequeños que son importantes para la democracia del país”.

“Creo que es un error de la Alcaldía, más bien están creando una imagen adversa al gobierno, porque con el cierre de la publicidad mandaron a un montón de periodistas de radio a cerrar sus espacios, porque ahora el cierre de noticieros radiales ha sido brutal por falta de publicidad gubernamental”, dijo.

Recordó García Salinas que en las dos administraciones anteriores de la Alcaldía, que dirigieron el ya fallecido Herty Lewites y el ingeniero Dionisio Marenco, “nunca se discriminó la publicidad, porque ahí le daban pautas publicitarias a sandinistas, liberales, marxistas y a todo el mundo, y nunca te andaban preguntando si eras pro gobierno. “Te daban la publicidad y no te estaban obligando a que llegaras a cubrirles todas sus actividades, “como hacen ahora determinadas instituciones de gobierno”.

María Elena Palacios dijo que el desvío de los 7 millones de córdobas que la Administración del anterior alcalde, Dionisio Marenco, dejó aprobados para la publicidad, “viene a golpear más las esperanzas que teníamos los periodistas, principalmente los del gremio de radio, y no deja de ser un duro golpe para este sector”.

Karla Siles, miembro del Colegio de Periodistas de Nicaragua e integrante de la Junta Directiva de la Asociación de Periodistas de Nicaragua (APN), otra de las afectadas con el corte publicitario en la comuna, dijo que la acción de Argüello “es parte de la represión que se tiene contra la libertad de expresión”.

“Al negarles la oportunidad de acceder a una pauta publicitaria a los periodistas independientes, están golpeando la libertad de expresión, porque los afectados no sólo son los que tienen espacios alquilados en las radioemisoras, sino que otros que habían hecho contratos con empresas para mantener páginas web en internet”, dijo.