•   Boaco, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Unos 30 voluntarios de la Cruz Roja, filial Boaco, dieron inicio ayer al Plan Verano 2018, con el entrenamiento del personal que cubrirá los 13 balnearios más concurridos en el municipio en esta temporada y Semana Santa.

José Toribio Jarquín Valle, presidente de la filial, señaló que están dando inicio al Plan Verano con el entrenamiento para que los voluntarios estén preparados para la cobertura de las diversas actividades.

Indicó que el presupuesto del Plan Verano para la movilización del personal de Cruz Roja en Boaco es de 30 mil córdobas.

La Cruz Roja se prepara para el Plan Verano. Auxiliadora/END

En los balnearios más grandes y concurridos por los veraneantes en Boaco habrá cinco miembos de la Cruz Roja, mientras que en el resto será de dos socorristas permanentes, desde la 8 de la mañana hasta la 5 de la tarde, a partir del miércoles Santo, anunció el presidente de la Filial de Cruz Roja.

Luis Alfonso Martínez González, divulgador de la filial, dijo que entre los servicios que se brindará a los veraneantes están prestar primeros auxilios, atención prehospitalaria y técnicas de rescate.

"Año con año, lo que Cruz Roja pretende fortalecer las capacidades del talento humano del voluntariado, porque son ellos los que previenen que ocurran accidentes lamentables. En esta temporada se suma personal voluntario, para los que pedimos apoyo para medicamentos y camisetas, que los identifican con la población", destacó.

La Cruz Roja en Boaco ha definido su coberturas en el Plan Verano. Auxiliadora Martínez/END

Entre las tareas del personal de Cruz Roja está la labor de prevención, la ubicación de puestos de atención prehospitalaria para atender casos de hipertensión, náuseas en niños -porque se meten al agua después de comer-, entre otros malestares, señaló Martínez González.

Recomendó a los padres de familia y veraneantes estar siempre pendientes de los niños al visitar los diferentes sitios de recreación y balnearios, para evitar que se extravíen o que ingieran alimentos antes de entrar al agua.

Entre las necesidades para dar atención a los balnearios, con la colaboración de la población, son combustible, alimentación, avituallamiento, apoyo económico y productos básicos.

En el personal voluntario hay aspirantes a guardavidas, a socorristas y tres guardavidas profesionales capacitados.