•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos niños murieron y tres adultos desaparecieron en el Lago de Apanás al naufragar la lancha en la que paseaban, informó ayer la Dirección General de Bomberos.

Los niños, una menor de 5 años y otro de 7, viajaban junto a familiares la noche del domingo en el lago, cuando la lancha se volcó, según la información preliminar.

Los desaparecidos fueron identificados como Magally Altamirano, de 19 años; Martha Lanzas, de 18, y Diego Montes, de 19. Hasta las cinco de la tarde de ayer todavía no habían encontrado a los desaparecidos. 

Otras cuatro personas sobrevivieron al naufragio y están a salvo, resaltaron los bomberos.

El hundimiento se debió aparentemente a que el conductor de la lancha, Maycol Herrera, de 24 años, perdió el control al realizar varias piruetas con los ocho pasajeros a bordo, de acuerdo con versiones de los sobrevivientes.Junto con Herrera sobrevivieron Elisa Montes, de 40 años; Mario Cruz, de 60, y Odalys Cruz, de 18.

“El muchacho (Maycol Herrera) nos quiso dar un paseo, pero yo no pensé que iba hacer eso,  dar vueltas hasta que la lancha se hundió. Mi hijo no sabía nadar por eso no pudo salir”, señaló don Mario Cruz, quien asegura que si no ha sido por un bote que lo rescató también hubiera muerto porque ya le estaban dando calambres.El Gobierno de Nicaragua envió sus condolencias a los familiares de las víctimas. “Nuestro pésame a las familias que en Jinotega resultaron trágicamente impactadas por este dolor, esta pérdida, sobre todo la tristeza (...) estamos con ellos en solidaridad”, dijo la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, en un mensaje a través de medios del Gobierno.

La también Primera Dama indicó que en coordinación con la Fuerza Naval realizan las labores de búsqueda de los tres desaparecidos.

El Lago de Apanás, de 45,9 kilómetros cuadrados de extensión, es el tercero más grande de Nicaragua y se encuentra a 180 kilómetros al norte de Managua.