•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La embajada de Corea en Managua confirmó una nueva inversión de US$ 23 millones  para respaldar una segunda fase del programa de generación de energía solar, que pretende beneficiar a unas 17,000 familias y 380 colegios con la instalación de paneles solares en comunidades aisladas del caribe de Nicaragua.

La oficina de política y cooperación de la sede diplomática de Corea indicó que unos 688 lugares públicos de los poblados caribeños tendrán energía a base de plantas solares.  Este tipo de proyecto fue solicitado por el Gobierno de Nicaragua a Corea “para mejorar la cubertura de la energía en las zonas rurales y aisladas”, dice la comunicación.

Referente a inversiones privadas, la embajada sostiene que hay una empresa coreana estableciendo negocios en el caribe para  exportar el pepino de mar nicaragüense a los mercados extranjeros. 

Ya se hizo la planificación de un primer proyecto para la generación de energía renovable con paneles solares en el caribe sur, norte y Río San Juan.  Para esta iniciativa Eximbank de Corea otorgó a Nicaragua un financiamiento de US$ 33 millones, el cual se aprobó el año pasado.  

El diseño técnico fue culminado por una empresa coreana y establece la instalación de paneles solares independientes en  164 comunidades rurales de Caribe Sur, Norte y Río San Juan.

Ahora se trabaja en la planificación de una segunda fase, para la cual el gobierno de Corea decidió respaldar un nuevo préstamo.   La segunda fase de este programa se concentrará en el caribe sur, con énfasis en Corn Island, para lo cual todavía deben cumplirse algunos procedimientos, explica la fuente diplomática.  

Beneficio para 75,000 personas

Unas 75,000 mil personas del caribe sur, sobre todo pobladores de comunidades remotas serán beneficiadas con el programa de energía solar respaldado por Corea, sostuvo Arturo José Valdez, legislador por la circunscripción del caribe sur en la Asamblea Nacional.  

“Es uno de los compromisos de la embajada de Corea,  llevar la energía renovable en los lugares donde no llega la energía a través del interconectado nacional,  en esos lugares se va a utilizar paneles solares”, comentó Valdez.  

“El beneficio es para unas 75, 000 personas del caribe sur, pobladores de  lugares lejanos como Orinoco, donde no llega la energía eléctrica por interconectado, lugares como la Cruz de Río Grande y El Tortuguero,  a partir de este mes de febrero iniciarían las instalaciones para aprovechar el verano, porque ya después con el invierno es más complicado entrar a esos lugares, es decir, a trabajar en aspectos de energía”, señaló el legislador caribeño.