•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los diputados de Nicaragua reformaron hoy la Ley Electoral con el propósito de restar atribuciones al presidente de ese poder del Estado (en la actualidad Roberto Rivas) y aumentarlas al vicepresidente, de acuerdo con una copia de la iniciativa de ley, en poder de El Nuevo Diario.

La medida se tomará en medio de una expectativa por la supuesta renuncia de Roberto Rivas como magistrado del Consejo Supremo Electoral (CSE). Rivas, sin embargo, no ha enviado ningún documento oficial.

La reforma se aprobó en lo general con 74 votos a favor, 15 en contra y una abstención.

De acuerdo con la reforma a la Ley Electoral, al vicepresidente de ese poder del Estado (en la actualidad Lumberto Campbell) le corresponderán atribuciones clave, como representar legalmente a ese poder del Estado, nombrar al secretario de actuaciones, al secretario general y aprobar el presupuesto.

Según la iniciativa de ley, estas son las nuevas funciones que tendrá el vicepresidente del CSE:

  1. Administrar y ejercer la representación oficial y legal del CSE.
  2. Proponer para su aprobación al secretario de actuaciones del CSE, cargo que no podrá ejercer ningún magistrado propietario o suplente.
  3. Proponer para su aprobación al secretario general y a los directores generales.
  4. Proponer para su aprobación el presupuesto ordinario y de elecciones del CSE.
  5. Sustituir al presidente del CSE en caso de ausencia temporal.
  6. Las demás que le confiera la ley.

Roberto Rivas. Archivo/END

Estos cambios están contenidos en una reforma al artículo 14 de la Ley Electoral, el cual deja las siguientes atribuciones al presidente de ese poder del Estado:

  1. Presidir el CSE y convocarlo por iniciativa propia o a solicitud de tres de sus magistrados.
  2. Cumplir y hacer cumplir las resoluciones del CSE.
  3. Las demás que le confieran la ley.

​El Consejo Supremo Electoral de Nicaragua está integrado por siete magistrados propietarios y tres suplentes.

Este es elproyecto de ley para reformar la Ley Electoral. Cortesía/ENDRoberto Rivas, quien ha sido el presidente del CSE desde el año 2000, fue sancionado en diciembre por Estados Unidos, al vincularlo con casos de corrupción.

Rivas no ha aparecido en público desde entonces y se especula que renunciará a su cargo, algo que no ha sucedido.

Con trámite de urgencia

La reforma a la Ley 331, Ley Electoral, llegó hoy con trámite de urgencia a la Asamblea Nacional.

El proyecto, dijo el presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porras, cuenta con el respaldo de los 70 diputados de la oficialista bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Para aprobar una reforma a la Ley Electoral se requiere de mayoría calificada, es decir 56 de los 90 votos disponibles en la Asamblea Nacional.

El FSLN cuenta con 70 votos, suficientes para aprobar la ley.

Al llegar con trámite de urgencia, los diputados sandinistas pidieron eximir el trámite de 48 horas para analizar la ley, por lo que se aprobó este miércoles.

El diputado por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Maximino Rodríguez, dijo durante el debate que la Organización de Estados Americanos (OEA) ha calificado como "urgente" una "reforma profunda" al CSE.

Añadió que es necesario "resolver de una sola vez el problema que el Consejo Supremo Electoral provoca".

Para Rodríguez, aumentar atribuciones al vicepresidente del CSE representa "una reforma cosmética" a la Ley Electoral, por lo que el PLC se opone a la medida.

Los diputados reformaron hoy la Ley Eelctoral. Archivo/END

Otro diputado del PLC, Miguel Rosales, cuestionó que la reforma solo toca un artículo de los 197 que tiene la Ley Elctoral.

Por los diputados sandinistas, ninguno tomó la palabra, salvo Porras, en su calidad de presidente de la Asamblea Nacional. 

La reforma a la Ley Electoral es lo único que hoy discutieron y aprobaron los diputados durante la sesión ordinaria.