•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con la aprobación de los representantes de los siete distritos de la capital, la Alcaldía de Managua recibió el visto bueno para iniciar las obras para la ampliación de la pista Juan Pablo II.

Esto se consumó en el primer cabildo municipal ordinario, o consulta ciudadana, realizada el miércoles por la tarde, que las autoridades edilicias cumplen como parte de los requisitos para desarrollar un proyecto con sus respectivos fondos.

En el cabildo los pobladores expusieron sus diversas inquietudes sobre el megaproyecto que abarcará la ampliación de una de las vías principales de la ciudad, con 9.5 kilómetros de longitud y 60 metros de ancho, para diez carriles y cinco pasos a desnivel en todo su trayecto.

Una de las grandes interrogantes de los pobladores es la afectación en las propiedades, dada la experiencia de otros pobladores en proyectos como el cruce de Rubenia y actualmente en Las Piedrecitas y los actuales trabajos en los antiguos semáforos del 7 Sur.

El habitante Luis Santana Rocha pidió que lo más pronto posible se aclare a cuántos y quiénes serán afectados por la ampliación de la pista, para no estar con la zozobra de lo que sucederá con sus propiedades y hogares.

Habitantes que están a las orillas de la pista también solicitaron saber de qué manera serán afectados y de qué manera serán indemnizados. Por su parte Napoleón Lazo, en representación de 17 comerciantes fundadores del mercado Israel Lewites, pidió una reubicación favorable cuando inicien las obras de construcción.

“Somos fundadores de ese mercado y afectarán nuestra forma de vida. Por lo tanto pedimos que al momento que nos desplacen, nos reubiquen en una zona cercana al mercado, donde hay unos terrenos baldíos”, dijo Lazo.

 Por su parte, la alcaldesa Reyna Rueda dijo que aún están en el diseño del proyecto de la ampliación de la pista y que en su momento serán notificados, pero primero se conversará con los afectados para llegar a un acuerdo satisfactorio. Por lo tanto pidió que no se preocupen en este momento.

Aunque no era el tema del cabildo, los pobladores expresaron otros problemas en los barrios, entre estos la reparación de calles, instalación de tuberías de aguas negras, drenaje pluvial y obras para evitar inundaciones en las casas ubicadas en las cercanías de los cauces.