•   Masaya, Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con un costo que supera los sesenta mil dólares  fueron concluidas varias  obras de mejoramiento y ampliación del preescolar llamado Phoenix, ubicado en el barrio Alexis Argüello, de Estelí, lugar que se sitúa en la zona periférica suroeste de la ciudad, surgido hace varios años como asentamiento espontáneo.

Se tiene previsto que este año asistan a clases un poco más de 150 niños y niñas de al menos cinco barrios de ese sector, y los cuales antes debían recorrer unas 15 cuadras para integrarse a la educación inicial, en otro colegio.

La iniciativa ha sido financiada por el Fondo Taiwanés para la Niñez y las Familias, y al acto asistió el embajador de esa nación asiática, Jaime Chin-Mu Wu, quien ratificó la voluntad de su gobierno y organismos de la sociedad civil de continuar apoyando en Nicaragua obras de progreso social, educativas, productivas, así como en ciencia y tecnología.

Es de indicar que el preescolar ahora cuenta con tres nuevas aulas de clases, ventilación e iluminación adecuadas para que los niños y niñas reciban sus clases en condiciones óptimas y que así sus aprendizajes sean más efectivos.

La profesora Josefa Eleonora Ruiz Lorente, directora del Instituto de Formación Permanente (Insfop), organismo que ha sido el ejecutor de los trabajos, mencionó que ese local cuenta con áreas de juego, una batería de servicios higiénicos para los estudiantes, docentes y el equipo de dirección.

Servicio canadiense

El dinero proveniente de la cooperación taiwanesa ha sido canalizado por el Fondo Cristiano Canadiense para la Niñez.

Los niños del preescolar recibieron ayer paquetes de estudio y la merienda escolar de parte del Ministerio de Educación, ahora también cuentan con agua potable y una cocina donde equipos organizados por los padres de familia elaborarán los alimentos para los educandos.

Por su parte, Patrick Canagashingham, director ejecutivo del Fondo Cristiano Canadiense  para la Niñez, a la vez asumió el reto de continuar gestionando y canalizando recursos para obras como estas y de apoyo a la adolescencia y juventud.

Agregó que este tipo de iniciativas contribuyen a crear espacios más seguros y confortables para la niñez.

Mientras que para la profesora Melania Peralta, vicealcaldesa de Estelí, el aporte de la comuna también ha aportado sus esfuerzos para que este proyecto se haga realidad, priorizando los trámites y la gratuidad de los mismos, como los permisos de construcción y otros. 

También detalló que la comuna, al igual que el Instituto de Formación Permanente (Insfop), ha respaldo la iniciativa con recursos complementarios provenientes de los fondos del 7% del presupuesto anual.

Por su parte, Ixel Tatiana Rizo Blandón, al hablar en nombre de los padres de familia, asumió el compromiso de respaldar las tareas educativas, promover desde la comunidad el cuido de la obra y garantizar su mantenimiento, a fin de abonar  a que tenga mayor cantidad de años útiles. 

Oficialmente, la obra educativa fue entregada a las autoridades del Ministerio de Educación por parte de los representantes del Insfop y del Fondo Cristiano Canadiense.

En el acto, el Fondo Cristiano Canadiense entregó simbólicamente paquetes escolares a 3 mil niños y niñas de ese y otros centros de Estelí que acompaña.

A nivel nacional, ese organismo entregará 10 mil paquetes escolares a niños y niñas. 

Otras obras 

Es de indicar que, previo a este proyecto, el Fondo Taiwanés para la Niñez y la Familia ha financiado en Estelí la construcción de cinco aulas para apoyar la educación preescolar y la reparación de tres con un costo de más de 300,000 dólares.

El Fondo Taiwanés para la Niñez y la Familia es una organización no gubernamental internacional que brinda apoyo a la niñez vulnerable y sus familias, y tiene su sede en la ciudad Taichung, Taiwán.

Artesanos

Los 20 artesanos de Catarina que trabajan con bambú recibieron los instrumentos para el cultivo de esta planta y mejoramiento de la producción gracias a un convenio entre Nicaragua y Taiwán, a través del Ministerio de Economía Familiar Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (Mefcca).

El evento se realizó en el taller de bambú de Harold Ruiz, ubicado en el barrio Rodolfo Latino, el cual ha ganado reconocimientos nacionales e internacionales por su arduo trabajo en la materia.

Entre los insumos recibidos por los artesanos están: máquinas de lijado, secadoras, químicos para el curado de la materia prima, así como materiales de construcción para tener un lugar con mejor infraestructura.

“Hoy estamos entregando estas herramientas, que serán útiles para estos artesanos; tenemos en mente también realizar capacitaciones que ayuden a mejorar el producto del bambú, para que sea más fino y de mayor calidad”, expresó Yun-Chieh Wang, gerente de proyecto de China Taiwán.

Rony Adolfo Carcache, representante del Mefcca en Masaya, dijo que “estos equipos son necesarios para que cada artesano tenga un taller digno, donde puedan elaborar todo tipo de artículos; sabemos que estas familias sobreviven de este trabajo y nosotros como institución nos sentimos satisfechos por este aporte que han recibido”.

Satisfechos 

El artesano Harold Ruiz, propietario de un taller de bambú en Catarina, expresó: “estamos muy agradecidos por este apoyo, hoy vamos a trabajar con empeño y esfuerzo, ahora nuestros productos estarán mejor elaborados y tenemos fe que tendremos mayor clientela”.

Por su parte, el resto de artesanos se mostraron contentos por el equipamiento; los trabajadores de igual manera recibieron semillas de bambú para continuar cultivándolo y obtener materia prima para trabajar.