•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La recolección municipal de desechos sólidos fue de 474,277 toneladas, según el informe 2017 de la Alcaldía de Managua, sin embargo esa cantidad es solo el 80% del total de basura que produce la capital.

Haciendo la relación de las cifras oficiales, y tomando en cuenta que el documento “Instrumentos Económicos Para un Eficiente Manejo de los Desechos Sólidos en la Ciudad de Managua”, publicado por el Banco Central de Nicaragua (BCN), actualmente más del 20% de la basura que generan los habitantes de la ciudad no se recolecta.Parte del Plan de Modernización de la capital es el tema Ciudad Sostenible, que incluye la reducción y el tratamiento de los residuos.

Los habitantes de la capital producimos al año 592,846 toneladas de desechos sólidos, de esto se recolecta 474,277 toneladas provenientes  de botaderos, domicilios, centros de acopio, empresas y hospitales. 

Lo anterior significa que al año 118,569 toneladas no se recolectan; esto va a parar al sistema de drenaje de la capital y otra queda en manos de los recolectores de materiales reciclables, que para la exportación, el material debe ser limpiado o separado de otros elementos.

Eso es un reto para un municipio cuya Alcaldía cuenta a diario, en promedio, con 55 equipos de recolectores con 134 rutas con una frecuencia de tres veces por semana, utilizando 2 tractores en el turno matutino y 17 para el vespertino.

A pesar que en 2017 se invirtieron C$130.1 millones. Por el rubro de servicio de recolección de basura la recaudación del año pasado fue de C$70.5 millones, siendo esto un déficit de C$60 millones, en especial por la falta de pago de los contribuyentes.

De los siete distritos de la capital,  estos tres son en donde más se recolectan desechos:  el Distrito I con 3,077 toneladas, con 30 barrios y 46 kilómetros cuadrados de zona céntrica con viviendas y comercios; seguido por el Distrito VII con 1,326 toneladas, con 20 barrios y 28 kilómetros cuadrados;  y el Distrito V con 916.6 toneladas, con 28 barrios y 49 kilómetros cuadrados.

Según el estudio del BCN parte del problema de la recolección tiene que ver con la falta de recursos, la falta de capacidad técnica de la municipalidad, así también por la falta de conciencia de los capitalinos.Eso es un reto para un municipio cuya Alcaldía cuenta a diario, en promedio, con 55 equipos de recolectores con 134 rutas.

La directora ejecutiva de la Asociación Nicaragua Ambiental (Nicambiental), Ivette Cerna, si bien hay esfuerzos de la municipalidad para el acopio de los desperdicios sólidos, hay una serie de deficiencias que impiden un manejo más adecuado del problema, que se agudiza con el incremento de la población y el comercio.

Destacó que la Alcaldía de Managua se ha hecho responsable del tema de la basura y tiene la Ordenanza Municipal Número 01-2013 o daños y multas ambientales en el municipio de Managua; pero no es suficiente y se necesita una legislación que determine qué institución debe estar a cargo, las diferentes sanciones que se deben aplicar, además de la responsabilidad por la producción de determinados desperdicios.

“Hay una ley General de Gestión de Residuos Sólidos aprobada, pero solo en lo general y no está reglamentada, lo que impide que el Gobierno tome medidas más efectivas. Otra deficiencia es que buena parte de la recolección recae en los recolectores informales, que no están tecnificados para el tratamiento adecuado de los desperdicios, lo que puede provocar mayor impacto en el ambiente y a la salud humana”, alegó Cerna.

La directora de Nicambiental señaló que no hay responsabilidad extendida por la contaminación, ya que se vende el producto y no existe ningún tipo de compromiso de los desperdicios plásticos que producen, en especial por bolsas y botellas.

“Así mismo la responsabilidad de mantener limpia la ciudad no puede estar solo sobre la Alcaldía, también los ciudadanos somos responsables de que las calles estén limpias. De nada sirve que se invierta cantidad de dinero, si los ciudadanos no contribuimos”, dijo Cerna.

Parte del Plan de Modernización de la capital es el tema Ciudad Sostenible, que incluye la reducción y el tratamiento de los residuos. Hasta el momento la municipalidad no ha presentado un plan a futuro para enfrentar el problema de la basura. 

En el recién pasado V Foro Nacional de Reciclaje realizado en Managua, la alcaldesa Reyna Rueda argumentó que se hacen grandes esfuerzos para poder dar limpieza a la capital por lo que han montado una campaña sobre botar la basura en su lugar, además de la limpieza del sistema de drenaje, la construcción de depósitos de concreto para la basura para que los desechos no terminen en los cauces, con la cooperación española se instaló una planta de tratamiento de desperdicios sólidos, además de la eliminación de los botaderos clandestinos.

De acuerdo con el estudio publicado por el BCN, se estima que la generación de basura per cápita  pasará del actual 0.7 a 1.5 kg por persona por día en 2025. El Banco Mundial propuso la implementación de instrumentos económicos para mejorar la situación actual.

Entre las medidas están el ajuste  de la tarifa del servicio de recolección de basura, ligado  al  cobro de  otro servicio  básico  o matrícula;  implementación de multas; y que a través de pequeñas  empresas  recolectoras atender a la población  sin  cobertura; hacer estudios de costos y transformar el departamento de recolección en una empresa  de recolección  pública..

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus