•  |
  •  |
  • END

BLUEFIELDS/ MANAGUA

La Policía Nacional continuaba ayer el rastreo en varias partes del país de elementos vinculados a dos redes del crimen organizado, a las que se les incautó esta semana cerca de 1.7 millones de dólares en dos operaciones contra el lavado de dinero y el presunto tráfico de dólares con fines delictivos.

Las autoridades nicaragüenses, en coordinación con sus homólogas de Costa Rica, desarticularon el pasado viernes a dos empresas que realizaban actividades “del perfil de lavado de dinero”, informó la Policía en un comunicado.

Una de las empresas operaba en Managua bajo el nombre de Inversiones Latinoamericanas Círculo Dorado S.A., y la otra en Costa Rica y Panamá bajo la denominación de Construcciones y Diseños, Ermico S.A. A ellas se les incautaron 887 mil dólares.

Las autoridades anotaron que desde 2008 perseguían una actividad que incluía la compraventa de vehículos, gastos excesivos de dinero y que supuso la muerte de un ciudadano de nombre Manuel Soto Morice, cuya nacionalidad no se especifica, en el departamento de Granada, refiere la información.

Investigaciones continúan

La comisionada mayor Vilma Reyes, jefa de prensa de la Policía Nacional, dijo que las investigaciones continuaban y que se rastreaba el destino de personas en la zona sur de la Costa Atlántica vinculadas al hallazgo de un termo relleno de dólares en una panga averiada.

En la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), de acuerdo con Reyes, se decomisaron 820,200 dólares en una panga abandonada. El dinero estaba embalado en 41 paquetes. Dos elementos que viajaban en la panga se dieron a la fuga y son perseguidos por tropas de la Policía, indica la información.

Producto de este hecho fue detenido para ser investigado el capitán de la panga donde se encontró el termo lleno de dólares, Pedro González Chow.

Los familiares del panguero exigían ayer a las autoridades la liberación del detenido, bajo el argumento de que el hombre de 35 años únicamente “cumplió con su deber cívico de auxiliar a otras personas que tenían su bote averiado”.

Pedro González (padre del panguero) se quejó diciendo que la Policía mantuvo a su hijo a la intemperie durante toda la noche del viernes y que ahora lo tiene en una celda.

También se quejó porque, según él, la Policía ha estado utilizando la panga de su propiedad, retenida, para ir a buscar la embarcación que estaba averiada en Laguna de Perlas, y ahora no aparece por ningún lado.

González señala que todos los pasajeros de la panga que capitaneaba su hijo en el viaje de La Cruz de Río Grande a Bluefields, han ido a la Policía a declarar a favor de su hijo.

“Incluso han dicho que Pedrito ni siquiera había visto la panga varada y que fue uno de ellos (pasajeros) quien le dijo que le estaban haciendo señas unas personas, y de esa forma se enteró de que pedían auxilio”, expresó.