•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una gran cantidad de desechos de materiales de construcción revueltos con desperdicios de frutas y verduras obstaculizan la pasada a compradores del mercado Oriental, propiamente en el sector oeste del Gancho de Caminos, una situación que también tiene molestos a los comerciantes. 

Doña Ángela Urbina, quien vende frutas en dicha zona, manifestó que desde el sábado pasado encontraron los desechos. 

“Nosotros tenemos que pagar de C$200 y C$300 para ir a botarla, porque la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) dice que no. Ellos se cierran que no pueden botar eso. Si fuera basura normal se la llevan, pero los desechos de construcción y la llantas viejas no se las llevan. Eso apareció desde el sábado y perjudica la pasada de la gente y los vehículos”, dijo Urbina.

Añadió que por la gran cantidad de basura no han logrado colocar bien sus carretones para ofrecer los productos a los compradores por lo que piden a la Alcaldía de Managua que envíen una cuadrilla para retirar los desechos, averigüen quiénes obstaculizaron el paso y se tomen las medidas pertinentes. 

Por su parte, Ángela López, quien también vende frutas en la vuelta de Gancho de Caminos, destacó que tuvo que empujar con sus manos la basura para que hubiera una pasadita para los compradores y colocar su carretón.

“Esos materiales no sabemos de dónde salen, seguro es de adentro y quienes pagan para que se lo lleven somos nosotros. No aguantamos el mosquero y el mal olor. Queremos que se la lleven”, apuntó López. 

Otro de los comerciantes afectados es Fausto Solís, quien dijo que esta situación está afectando las ventas, ya que las personas no se quieren acercar a su negocio y los demás,  por la basura. “Todos los días vienen a botar basura, pero lo que es piedras de construcción los  trabajadores de Commema no se las llevan, y nosotros tenemos que aguantar”, sostuvo.