•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Luego de que cinco sismos de 2.3 a 2.6 grados en la escala de Richter ocurrieran en la capital en un lapso de 24 horas, entre la madrugada del domingo y el lunes, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) espera que se continúen registrando sismos de baja magnitud en Managua, informaron ayer las autoridades a través de medios oficiales.

Eduardo Mayorga, geólogo y geofísico de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), destacó que Managua es una ciudad “densamente fallada”, por lo cual es normal que se presenten sismos someros de magnitud baja. Lo importante, destacó, es que monitoreen constantemente la actividad sísmica para que en caso de un incremento en la magnitud de los eventos se puedan activar rápidamente las alertas. END

El Ineter anunció ayer que sus especialistas instalarían estaciones sísmicas portátiles en el área de los epicentros y en sus alrededores para conocer mejor el desarrollo de la actividad en Managua. Ayer dieron a conocer, de forma preliminar, que los eventos sísmicos registrados se ubicaban entre las fallas geológicas Centroamérica y Las Colinas, en el casco urbano. 

Te interesa: Managua sufre enjambre sísmico por dos fallas locales

A detalle

Según las autoridades, el último sismo que se reportaba en la capital hasta la noche de ayer fue a las 5:25 a.m. del lunes, y según el Ineter se registró 180 metros al sureste de la Colonia Nicarao a una profundidad de 5 kilómetros. 

Antes, otros cuatro sismos ocurrieron con las siguientes características: uno al oeste de Villa Don Bosco a las 8:21 p.m. del domingo con intensidad de 2.5 grados en la escala de Richter y a 6 kilómetros de profundidad; otro a las 3:29 a.m. del lunes ubicado 410 metros al noreste de la Colonia Nicarao con una intensidad de 2.4 grados y a 7 kilómetros de profundidad; una hora después otro a 580 metros al oeste de la Colonia Nicarao con una intensidad de 2.6 grados y a una profundidad de 6 kilómetros; y uno más cuyo epicentro estuvo a un kilómetro al norte de Villa Fontana, el cual tuvo una intensidad de 2.3 grados y profundidad de 9 kilómetros. 

Sismos en Managua producen retumbos en el aire

Puesto que son someros y focalizados, dichos sismos no se sintieron en toda Managua, destacó Mayorga. “Los habitantes de los barrios orientales de Managua como Altamira, la Colonia Nicarao, 14 de Septiembre, Primero de Mayo, Don Bosco, Rubenia, La Fuente, San Cristóbal, El Edén, han estado sintiendo mucho más los sismos”, declaró el experto.

El sismo más fuerte sentido en la capital ocurrió el sábado a las 10:24 a.m. un kilómetro al noreste del Hospital Manuel de Jesús Rivera La Mascota con magnitud de 3 grados y profundidad de 10 km, según el Ineter. Puesto que son someros y focalizados, dichos sismos no se sintieron en toda Managua, destacó Mayorga.

El enjambre sísmico en la capital ha sucedido un mes antes de que se realice el primer Simulacro Nacional Multiamenaza de este año, un ejercicio multisectorial que en Managua contempla ejercicios de simulacro ante la ocurrencia de un terremoto. El Gobierno ha anunciado que esta vez se realizará en la primera quincena de marzo, pero aún no se ha anunciado el día específico. 

Crisis de 2014

En abril de 2014 terremotos de 6.2, 6.6 y 5.6 grados en la escala de Richter ocurridos en el Pacífico de Nicaragua provocaron la activación de un estado de alerta roja extrema. Los eventos que iniciaron en el volcán Apoyeque y en la península de Chiltepe, ocasionaron miles de réplicas, cientos de ellas sentidas por la población capitalina y en el Pacífico del país.

Para ese entonces, los temblores dejaron dos personas muertas por paros cardíacos, decenas de heridos, miles de damnificados y daños en al menos 2,403 viviendas y 115 escuelas. Esa actividad sísmica iniciada el 10 de abril de 2014 fue la más fuerte registrada en el país desde el terremoto de 1972 en Managua, informaron en ese momento las autoridades de Ineter. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus