•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nelson Exalón Rojas y José Napoleón Díaz Cano admitieron ayer, que presenciaron el femicidio de Ana Carolina Granera García, de 18 años, y no intervinieron para ayudarla. Ambos fueron condenados por el delito de omisión de impedir delito y encubrimiento, y la Fiscalía solicitó 2 años y 4 meses de prisión.

La admisión de los hechos se realizó ante la jueza Carol Urbina, titular del Juzgado de Distrito Penal de Audiencias especializados en violencia de Diriamba, Carazo.

El cadáver de Ana Carolina Granera García fue encontrado en las costas de Casares el 22 de octubre de 2017. Siete jóvenes fueron detenidos por el crimen, cinco acusados por el delito de omisión de impedir delitos y encubrimiento y uno, Jonathan Yamil Sánchez, por el delito de femicidio.

“Los dos sujetos aceptaron los cargos de omisión y encubrimiento, la jueza Urbina no nos dio lugar a ninguna intervención porque es un derecho que las partes tienen para poder admitir los hechos, pero sí voy a apelar”, dijo Yadira Córdoba, abogada defensora de Jonathan Yamil Sánchez.

Córdoba explicó que los dos primeros acusados que fueron puestos en libertad hace un mes firmaron un acuerdo de convertirse en testigos claves del caso, y debido a ese acuerdo lograron su libertad condicional, caso contrario al de Nelson Exalón Rojas y José Napoleón Díaz Cano, quienes admitieron los hechos.

Por su parte, Rito José Cruz, representante de Erlin Narváez, acusado por el mismo delito de omisión y encubrimiento, apuntó que su defendido no puede admitir los hechos ya que no estuvo presente el día del crimen.

“Erlin me dice que él no puede involucrarse en el delito a una persona que no conoce, tampoco aceptar la hechos porque él no estuvo presente el día que ocurrieron los hechos y mucho menos conocía a la víctima”, alegó Cruz.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus