•  |
  •  |
  • END

A partir de septiembre de este año, podrían iniciar en la ciudad de Granada las obras de construcción de un proyecto sanitario financiado por Alemania, cuyo fin sería proveer agua potable a la ciudad y evitar la contaminación del Gran Lago Cocibolca.

Así lo informó la embajadora alemana en Nicaragua Betina Kern, en entrevista al periódico digital La Jornada Net publicada esta semana.

“En Granada ya existe un plan de construir una planta de saneamiento y otra de agua potable. Los costos van a ser un poco menores (en comparación a la inversión de la planta de tratamiento de aguas servidas de Managua). Alemania gastó en la planta de saneamiento de Managua 350 millones de dólares. Y en Granada calculamos un poco menos de 20 millones de dólares para las aguas usadas, pero también en este caso para agua potable”, explicó a ese medio la diplomática germana.

“La planta que existe es insuficiente, hay todavía un 80% de las aguas usadas que van directamente al lago y también los tubos no están bien conectados (…), nosotros estamos listos y esperamos empezar en el mes de septiembre cuando las condiciones de parte de la municipalidad estén dadas”, dijo Kern.

Ejecutará Enacal

El financiamiento del proyecto denominado “Mejoramiento y aplicación del sistema de agua potable y alcantarillado sanitario para la ciudad de Granada”, fue otorgado por el Gobierno Federal de Alemania a través de la Agencia de Desarrollo Alemán, KFW, cuyos aportes financieros serán no reembolsables y ejecutados por la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados Sanitarios, Enacal.

Alemania ha aportado 500 millones de dólares en cooperación a Nicaragua desde 1990, y actualmente orienta sus colaboraciones principalmente al desarrollo y al medio ambiente.

Según la información de la oficina de Cooperación al Desarrollo con Nicaragua, colocado en el sitio web de la embajada, la cooperación tiene “como objetivo general contribuir a la creación de condiciones de vida dignas de todos los seres humanos promoviendo la democracia, el desarrollo económico, una distribución de ingresos más justa y el uso sostenible y la protección de recursos naturales”.

El asesor presidencial en temas ambientales, Jaime Incer Barquero, aplaudió el respaldo de Alemania, y precisó que este proyecto lleva varios años de espera y por fin podría hacerse realidad.

El científico es de la opinión que las obras contribuirán a salvar al lago de la contaminación, y se sumarán a otras iniciativas ambientales como el movimiento Salvemos al Lago Cocibolca, que desde hace años viene promoviendo una campaña de rescate y cuido de la masa de agua de 8,000 kilómetros cuadrados de superficie.

Parar contaminación

Si bien el agua del lago no está enteramente contaminada como lo están las aguas del lago Xolotlán, si existe un riesgo de “eutrofización”, es decir, un enriquecimiento en los nutrientes del agua que provoca incremento de plantas y otros organismos, que una vez que mueren, se pudren y consumen el oxígeno del agua, causando mal olor y pérdida del ecosistema, según estudios del Ministerio de Ambiente y los Recursos Naturales Marena.

Por años, según estudios del Centro de Investigación para los Recursos Acuáticos (CIRA), que dirige el científico Salvador Montenegro, el lago (considerado la mayor reserva natural de agua dulce de Centroamérica) ha sido contaminado con residuos industriales y aguas negras.

De acuerdo con Enacal, el proyecto permitirá mejorar la salud de cerca de 200 mil habitantes granadinos, el aspecto de la ciudad, el medio ambiente de la Gran Sultana, y la calidad de las aguas del Cocibolca.

Como parte del proceso, según información técnica del Marena sobre el proyecto, se renovarán los tanques de almacenamiento, se sustituirá la tubería dañada u obsoleta, se instalarán miles de medidores y se ampliará la planta de tratamiento de aguas servidas, de modo que éstas ya no ingresen al Lago de Nicaragua.