•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el último año, las enfermedades reumáticas pasaron al segundo puesto de los padecimientos crónicos en Nicaragua, superando a la diabetes y solamente superada por la hipertensión arterial. 

Mientras que en 2016 se contabilizaron 81,235 pacientes, el año pasado esta cifra ascendió a un total de 96,709 personas diagnosticadas con una enfermedad de este tipo, revelan las estadísticas del Mapa de Padecimientos del Ministerio de Salud (Minsa). 

Aunque el informe oficial no detalla la prevalencia de cada una de las enfermedades reumáticas, las más comunes en el país son la artritis reumatoide y el lupus eritematoso, que afectan el sistema inmunológico y provocan dolor en las articulaciones, afirmó la doctora Sayonara Sandino, especialista en medicina interna y reumatología.

Las causas de ambas enfermedades son atribuidas médicamente a la predisposición genética, pero también son desencadenadas por agentes externos, principalmente la exposición al sol y las situaciones de estrés, según la especialista. 

El aumento en la cantidad de casos tiene que ver con un mejor monitoreo de las enfermedades a nivel nacional, puesto que en años anteriores existía un subregistro de pacientes que no habían sido diagnosticados por las autoridades sanitarias, aseguró Sandino. 

Sin embargo, la reumatóloga también precisó que en este aumento “puede tener que ver el clima, porque  somos un país tropical y además del calentamiento del planeta los rayos solares vienen un poco más perpendiculares. Eso genera cambios a nivel de la piel, que conlleva a la producción de auto-anticuerpos y que producen estas enfermedades”. 

Otros factores

En Nicaragua y a nivel mundial, las infecciones virales y el estrés son otros factores de riesgo para desarrollar una enfermedad reumática en una persona con predisposición genética, agregó también la especialista Sandino. 

La artritis reumatoide, que provoca deformación, inflamación y dolor en las articulaciones, se asocia con los problemas de estrés como “la pérdida de un familiar, un divorcio, una pérdida económica importante y que va a impactar tu vida emocional”, agregó. 

Este tipo de enfermedades afectan la calidad de vida del paciente debido a que en muchos casos provocan dolores fuertes, limitan el movimiento, y en casos más severos, incapacitan por completo a la persona, declaró el reumatólogo Christian Uriarte a El Nuevo Diario en una entrevista. 

Estas no se pueden prevenir, por lo que la especialista recomienda a la población en general buscar atención médica cuando ocurran síntomas como dolores articulares, anemias que no tienen explicación, fatigas, infecciones de vías urinarias frecuentes o, en el caso de las mujeres, pérdidas en el embarazo. 

Sandino además recomendó a “las (personas) que ya están diagnosticadas que tengan buen apego al tratamiento, de acuerdo a eso en el futuro pueden llegar a tener remisión, es decir, que los pacientes dejan de tener síntomas, o tener una mejor calidad de vida”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus