•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Pescadores artesanales de Nicaragua cultivarán sus propias granjas, luego de que un estudio científico identificó 17 puntos del noroeste del país donde se puede establecer el cultivo de peces, informó hoy la organización Amigos de la Tierra España.

Los pescadores, oriundos de los esteros Salinas Grande, del departamento (provincia) de León, y Padre Ramos, de Chinandega, ambos al noroeste de Nicaragua, esperan producir unos 200.000 pargos laguneros en ciclos de 7 meses, a través del Proyecto AgroPesquero, financiado por la Unión Europea, según la organización.

La decisión de cultivar peces fue tomada luego de que un estudio reciente de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León) determinara que Padre Ramos garantiza un 90 por ciento de supervivencia y Salinas Grande ofrece alta garantías en los primeros tres kilómetros desde la costa.

Para realizar el cultivo, los pescadores utilizarán una tecnología mexicana con el apoyo del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma) de Cuba, el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) y el Instituto Nicaragüense de la Pesca y Acuicultura (Inpesca), según Amigo de la Tierra España.

La tecnología incluye las previsiones del clima, así como un sistema de alerta temprana, desarrollado por la Fundación para la Investigación del Clima (FIC) de España.

Aunque este tipo de tecnología ya ha sido utilizada por 140 familias en Nicaragua, a través de la Fundación Líder, esta es la primera vez que los pescadores de Salinas Grande trabajarán con este tipo de tecnología, indicó Nienke Swagemakers, representante de la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes), que también realizó el estudio.

El cultivo de peces es promovido como una alternativa para que pescadores artesanales enfrenten los efectos negativos del cambio climático en el extremo noroeste de Nicaragua.