•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las lluvias que se han presentado en febrero son producto de una combinación de temperaturas heladas con cálidas que generan  nubosidades, aseguró Agustín Moreira, meteorólogo del Centro Humboldt. 

Lo anómalo es la persistencia de los sistemas frontales o sistemas fríos que crea las temperaturas heladas que se combinan con los aires cálidos de Centroamérica, señaló Moreira. A criterio del experto, los frentes fríos se han prolongado hasta esta época porque el invierno en el norte de América ha sido inusualmente fuerte, lo que implica que haya condiciones favorables para las lluvias. 

 “En el norte, en el Golfo de México se forman sistemas frontales, que son masas de aire fríos. Estas son desplazadas por vientos del norte, que bajan hacia Centroamérica y aunque no ingresen, parcialmente influyen. Al encontrarse con altas presiones, que son las que hay en Centroamérica, se produce una condensación, como una olla en la que se hierbe y que, al abrirla, en la tapa se quedan las gotas de agua”, explicó Moreira.

Precisó que en febrero no debería haber sistemas frontales, porque generalmente se acaban en todo el mes de enero. Esta combinación de altas y bajas temperaturas generan condiciones de formaciones de nubes, que no cubren masivamente el país, si no a ciertos sectores. Reveló que ayer amaneció lloviendo en Estelí, Matagalpa, Nueva Guinea, Boaco y Chontales. 

Frentes fríos se multiplicaron

El naturalista Jaime Íncer Barquero declaró el pasado martes durante una conferencia sobre cambio climático, que en toda su vida no había visto que en Managua lloviznara todo un día, en febrero. 

Moreira detalló que el martes pasado, en algunas zonas de la capital, ocurrieron chubascos que dejaron acumulados de 3.4 milímetros. “Estos fenómenos tienen menos de 30 minutos de duración porque se trata de nubes cargadas, producto del anómalo comportamiento de los sistemas fríos”, indicó. 

Íncer Barquero sostuvo que las lluvias son anormales y que son manifestaciones del cambio climático. Las lluvias podrían persistir en la zona Central del país y de forma aislada en el Pacifico, con la llegada del frente frío 29 al golfo de México, afirmó Moreira.

Con este frente frío se siguen superando los de la misma temporada en 2017, cuando se registraron 18. Según el meteorólogo, hay precipitaciones entre los rangos de 5.7 y 8.2 milímetros en Matagalpa, Estelí y Río San Juan. El pasado fin de semana hubo un acumulado de lluvia de 2.1 milímetros; el 7 de febrero se registraron 1.9 milímetros de lluvia en Jinotega, 1.3 en Chontales y 6.5 y 6.7 en el Caribe sur y norte, respectivamente. “Son precipitaciones menores, pero para este período no deberían estar”, afirmó Moreira. 

Fuertes vientos

Moreira indicó que desde la madrugada del jueves se registran fuertes vientos de hasta 80 kilómetros por hora. Explicó que esto se debe a la influencia de los vientos alisios, típicos de la temporada seca. 

Precisó que en campos abiertos las ráfagas máximas pueden superar los 80 kilómetros por hora, mientras que en Managua se pronostica que se alcancen los 62 kilómetros por hora, suficiente para despegar los techos de las viviendas. También advirtió que estos vientos pueden provocar oleaje fuerte en los lagos y mares.