•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El papa Francisco designó a monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag como nuevo nuncio apostólico para Nicaragua, según un comunicado publicado ayer por la Santa Sede. El anuncio se da a dos semanas de la salida del país de monseñor Fortunatus Nwachukwu, quien ocupó el cargo durante cuatro años. 

Waldemar Stanislaw Sommertag nació en Wiecbork, en el norte de Polonia, el 6 de febrero de 1968 y fue ordenado sacerdote el 30 de mayo de 1993. 

Es licenciado en Derecho Canónico, ingresó al servicio diplomático de la Santa Sede el 19 de junio del año 2000 y desde entonces ha prestado sus servicios en las representaciones pontificias de Tanzania, Nicaragua, Bosnia y Herzegovina, Israel, Palestina y Chipre. 

También trabajó en la sección de las relaciones con los estados de la Secretaría de Estado vaticana. En Nicaragua había hecho carrera diplomática entre los años 2003 y 2005. Habla italiano, alemán, ruso, inglés y español.

El Gobierno de Nicaragua ya dio el beneplácito a la Santa Sede para que el nuevo nuncio pueda desempeñar su labor diplomática en el país. 

“La Nunciatura Apostólica ha dado a conocer el nombre del nuevo enviado del Papa. Inmediatamente se dio el beneplácito y estamos esperando que nos comuniquen cuándo llega monseñor, quien estamos seguros que va a encontrarse en Nicaragua con una acogida propia de nuestro espíritu cristiano”, dijo la vicepresidenta Rosario Murillo a través de medios oficialistas.

El cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo metropolitano de Managua, expresó a través de la página en Facebook de la Arquidiócesis que saluda y envía sus oraciones por la labor del nuevo nuncio en Nicaragua.

El cambio 

El pasado 29 de enero, monseñor Fortunatus Nwachukwu culminó su misión diplomática en Nicaragua y fue enviado como representante del Papa a Trinidad y Tobago, Antigua y Barbuda, Barbados, Dominica, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, República Cooperativa de Guyana y como delegado apostólico a las Indias Occidentales.

Entre los principales logros de Fortunatus está haber impulsado la creación de la nueva Diócesis de Siuna y haber elevado de rango el Vicariato Apostólico de Bluefields. Se caracterizó por su cercanía con la gente costeña.

Desde entonces, monseñor Andrea Piccioni, encargado de negocios de la Nunciatura Apostólica en Nicaragua, ha estado a cargo de la sede diplomática. 

¿Qué es un nuncio?

El nuncio apostólico es el embajador de la Santa Sede ante un Gobierno y la Iglesia local. Como tal, representa al Papa y maneja los asuntos entre la Sede Apostólica y el Gobierno del país al cual ha sido asignado. 

Normalmente reside en la nunciatura apostólica, que goza de los mismos privilegios e inmunidades que una embajada.

Según el Código de Derecho Canónico, “la función principal del legado pontificio consiste en procurar que sean cada vez más firmes y eficaces los vínculos de unidad que existen entre la Santa Sede y las Iglesias particulares”. 

Su misión incluye “prestar ayuda y consejo a los obispos, sin menoscabo del ejercicio de la potestad legítima de estos”.