•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua realizó ayer por la noche un quiebre de droga en el que incautaron 7 sacos cargados con 210 tacos de cocaína, equivalentes a un peso de 229 kilos con 278 gramos, en las costas del pacífico nicaragüense.

El capitán de Navío Gerardo Fornos, jefe del Distrito Naval del pacífico, informó a El Nuevo Diario que la operación se realizó a las 10:45 de la noche en playa Venecia, al sur de Mechapa, en El Viejo, Chinandega.

Según Fornos, por orden de inteligencia del Ejército de Nicaragua y la Policía Nacional, se le dio persecución a una lancha que se dirigía desde el sur hacia el norte, la cual fue interceptada por miembros de la Fuerza Naval que se movilizaron desde el Golfo de Fonseca.

“Cuando ellos notaron que los teníamos acorralados con las lanchas que movilizamos desde Golfo de Fonseca y Corinto, los obligamos a salir a la costa, logramos percibir las siluetas de dos personas, sin embargo escaparon” comentó el jefe del distrito naval pacífico.

La Fuerza Naval procedió a quemar toda la droga incautada en presencia de las autoridades correspondientes. Foto: Cortesía/END

La Policía Nacional ya se encuentra trabajando para dar con las dos personas que transportaban los siete sacos de cocaína, por su parte la Fuerza Naval procedió a quemar toda la droga incautada en presencia de la Fiscalía General de la república y la Policía Nacional

La operación se dio como parte de la estrategia del "Muro de Contención", que tiene como objetivo evitar la circulación de la droga en los núcleos poblacionales, para la cual mantienen "estrechos lazos de cooperación" con los países de la región, Estados Unidos, México y Rusia, según el Ejército.

Nicaragua se encuentra geográficamente ubicada en un corredor de alto tráfico de la droga que se produce en Suramérica y que luego es traslada a Norteamérica, donde operan, principalmente, los carteles mexicanos y residen los principales consumidores.