•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El guatemalteco Javier Alejandro Reyes fue condenado a 11 años de cárcel y a pagar una multa de más de 20 millones de córdobas por el delito de lavado de dinero. Ayer en los juzgados de Managua, el juez Julio César Arias, a cargo del Quinto Juzgado de Audiencia de la capital, leyó la sentencia en contra de Reyes. 

El judicial le impuso la pena máxima por el delito de lavado de dinero. De igual forma estableció para Reyes la  multa de 21,628,539.60 córdobas, equivalente a US$700,860.  El ciudadano guatemalteco fue detenido en la frontera norte de Nicaragua con 233,620 dólares en diciembre de año pasado. 

Dicho dinero será depositado en el Banco Central de Nicaragua en las cuentas del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, por orden del juez. 

Reyes transportaba el dinero oculto en un cabezal y se cree que pertenece al crimen organizado, informó días después la Policía Nacional en una conferencia de prensa. El furgón contenía varios compartimentos donde fueron encontrados 12 paquetes con el dinero dentro, dijo el jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), Luis Pérez Olivas. 

El operativo se dio en el puesto de El Guasaule, al oeste de la frontera con Honduras, según la información policial. El juez también ordenó que el cabezal que conducía Reyes fuera confiscado, al no reportarse nadie a reclamarlo.