•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Muchas de las enfermedades más comunes entre los nicaragüenses, gastritis, hipertensión, problemas de digestión y alteración de la glucosa en la sangre, tienen su origen en el estrés al que están sometidas las personas en todos los ámbitos, concuerdan especialistas.  

“La mayoría están ocasionadas por el estrés. Hay una gran cantidad de personas, como un 30% de la población, que está sufriendo de estrés y de complicaciones derivadas de estas que necesitarían tratamiento, y no van porque no se los presta el sistema o por estigmas sociales”, explicó Neri Olivas, especialista en medicina interna. 

Estas enfermedades son denominadas como sicosomáticas, que significa que aparecen o empeoran sus síntomas cuando hay períodos de exacerbación, y tienen períodos de calma o control cuando el paciente está menos agobiado, destacó también Olivas. 

A diario los nicaragüenses se frustran por problemas con los hijos, el desempleo, las enfermedades crónicas y la situación económica. Las complicaciones de salud por estrés son más comunes en las mujeres, según el especialista. 

“El hombre tiene otras opciones para quitarse el estrés, en esta sociedad que es machista tienen menos opciones las mujeres. La mujer que es ama de casa, que cuida su hogar y sus hijos, y es dependiente económicamente, tiene menos opciones de tener entretenimiento o distracción de los problemas que le causa estrés, entonces, termina con depresión o ansiedad”, precisó.

Las enfermedades sicosomáticas son aquellas cuyos síntomas aparecen o empeoran cuando hay períodos de exacerbación y tienen períodos de calma o control cuando el paciente está menos agobiado. Internet/END

¿Por qué se enferman?

Cuando el cuerpo humano está sometido a un evento estresante el cerebro comunica a otras neuronas que están en diferentes áreas del cuerpo que se encuentra frente a una situación de alerta. Entonces, se produce una liberación sustancias que afectan directamente esos órganos. 

“Si usted está muy estresado, entonces, se acelera el corazón, puede sentirse mareado, tiene sensación de ahogo, miedo a perder el control, le puede dar diarrea, desesperación, insomnio, aumento o disminución peso, o disminución del apetito”, entre otras manifestaciones, afirmó la doctora Greyling Rojas, siquiatra nicaragüense.

Aunque el estrés afecta a personas de todas las edades, en las consultas se atiende frecuentemente a jóvenes “que empiezan a salir de la universidad y están sin empleo. Luego vienen los eventos vitales, como los nacimientos de los hijos y la situación económica, los agobia”, aseguró.

Las principales causas de estrés de la población en general están relacionadas con la economía y su vida sentimental, añadió la especialista.

El doctor Nelson García, también siquiatra, considera que entre el sector de trabajadores del país hay muchos “ejecutivos jóvenes”, de entre los 25 y 40 años de edad, que están teniendo problemas de ansiedad y pánico por las jornadas laborales largas y estresantes, y por el cumplimiento de metas excesivas. 

“Les han vendido la idea del ejecutivo joven exitoso, que es aquel que trabaja mucho, que da el lomo por todo, que quiere alcanzar las metas  y hacer dinero rápido en menos tiempo, porque la vejez va a llegar y lo que terminan es siendo ansiosos, obesos, gastríticos, hipertensos y diabéticos a tempranas edades. Hay que trabajar, pero hay que vivir también”, declaró García. 

¿Estrés en el estómago?

El doctor Olivas, quien también es presidente de la Fundación Nicaragüense para la Diabetes (FND), señaló que una de las afectaciones más comunes del estrés diario en los nicaragüenses se manifiesta a través del sobrepeso y la obesidad.

“Pocos casos se deben a problemas de tiroide, la mayoría. Las enfermedades cardiovasculares y la ansiedad están asociadas al estrés. Una de las causas de la obesidad es la alimentación exagerada, a veces por una conducta compulsiva con la comida, entonces la gente come sin tener hambre”, indicó Olivas.

Otra de las manifestaciones del estrés de los nicas en su salud afecta al sistema gastrointestinal. De hecho, el 70% aproximado de las consultas diarias de los especialistas de esta rama son de trastornos funcionales, o relacionados con el estado emocional de las personas, afirmó la gastroenteróloga Martha Cortez.

A diario los nicaragüenses se frustran por problemas con los hijos, el desempleo, las enfermedades crónicas y la situación económica. Internet/END

“La característica principal es que cuando vos estás en tu casa tranquilo y dormido no da ningún dolor. Existe una conexión con el hecho de estar despierto, de estar estresado, que uno siente todos esos síntomas”, expresó Cortez. 

Las formas más comunes de estrés en el sistema digestivo son el síndrome de intestino irritable, que puede provocar diarrea, estreñimiento o ambos síntomas cuando la persona está sometida a una situación estresante; y la dispepsia funcional, que tiene síntomas muy parecidos a la gastritis, como dolor abdominal y náuseas, recalcó la especialista.

La gastroenteróloga explicó: “Casi siempre en el interrogatorio que hacemos nos damos cuenta que el paciente tiene un problema, está enfrentándose a un divorcio, tiene problemas familiares o laborales, y de repente se hace la relación con la fecha que iniciaron los síntomas, entonces se puede decir que el estrés es la causa desencadenante”. 

Algunas de estas reacciones del cuerpo están influenciadas por los alimentos que se consumen, pero al menos un 80% de estos trastornos tienen su origen en el estrés, según Cortez.

Recomendaciones

La siquiatra Greyling Rojas indicó que entre las principales recomendaciones para contrarrestar el estrés son mejorar los hábitos alimenticios y realizar ejercicio físico, puesto que se liberan sustancias que hacen sentir más feliz al paciente. 

Además, es importante que la persona también realice actividades que lo haga sentirse bien. “Esa es una de las prioridades. Si a usted lo que le hace sentir feliz es ir a la playa, trate en algún momento del mes o de la semana realizar esa visita; o asistir a una actividad que no necesariamente conlleve dinero, que implique movimientos y le ayude a modificar sus emociones”, puntualizó. 

Las principales causas de estrés de la población en general están relacionadas con la economía y su vida sentimental Internet/END

Por otro lado, es importante también tener un sueño adecuado, evitar el alcohol, las drogas y la vida frenética, exhortó el siquiatra Nelson García. 

“Y en caso que todo esto falle y los síntomas se desborden, se debe acudir a los profesionales”, precisó. 

La función de los especialistas es “aliviar el sufrimiento de la persona, restaurarlo y regresarlo a su funcionalidad para que pueda seguir su vida adecuada, su vida tranquila y no sufrir los estragos de estos trastornos que son dañinos a largo plazo, que merman la calidad y capacidad habitual del ser humano. Es por eso que es urgente de enfrentar esto lo más antes posible”, subrayó García.

¿Qué es el estrés?

Es una reacción provocada por una situación propia, externa o ambiental en una persona, que provoca en el cerebro la liberación de hormonas como el cortisol, la adrenalina, noradrenalina y serotonina. 

Estas sustancias actúan sobre los órganos y los hacen trabajar en exceso, explica el internista Neri Olivas.  Entre otras manifestaciones, las situaciones estresantes pueden ocasionar taquicardia, problemas del sueño o de digestión y dolores de cabeza, cuello o espalda. 

El siquiatra Nelson García aduce que el estrés es un estímulo constante que a largo plazo puede ocasionar la disminución de las capacidades de concentración, análisis y memoria.
Incluso puede ser el detonante de enfermedades mentales que están presentes genéticamente en el ser humano, pero que no se habían desarrollado. “Si tenemos genética de familiares con trastornos bipolares o esquizofrenia, esos pueden ser los momentos para erupcionar o debutar con las crisis de trastornos mentales”, indicó el siquiatra.