•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cada líder político tiene su propia personalidad y forma de relacionarse con la gente. Para Carlos Denton, presidente y cofundador de la firma encuestadora CID Gallup, hay seis personalidades en las que podría perfilar a cualquiera de ellos, “cada uno con sus fortalezas y debilidades, sus potenciales y requerimientos”.

Un líder político puede ser: empático, triunfador, visionario, pragmático, populista o disruptivo. Aunque, “probablemente cada uno tiene una personalidad principal definida, y otra secundaria. Nadie es totalmente de una forma”, argumenta Denton, quien ha sido asesor de presidentes y aspirantes a presidentes en varios países.

Esas seis personalidades las ha reunido en el libro “¿Tiene usted potencial para ser líder político?” (CID/Gallup Latinoamérica, 2018), publicado recientemente en Costa Rica y cuyo argumento principal es que ser político requiere capacidades innatas especiales, pero es necesario encontrarlas y desarrollarlas.

“Lo que Gallup cree es que cierta gente tiene ciertos talentos. En este libro estamos identificando que ser un líder político es un talento, y si uno no lo tiene, no puede ser líder. ¿Para qué perder el tiempo?”, plantea Denton.

Este libro, que es también un estudio hecho por la firma encuestadora en varios países de Latinoamérica, se podría convertir en una herramienta para “ayudar en el proceso de encontrar a las personas que poseen talento como políticos” y al mismo tiempo ayudar “a los que no poseen talento a desistir de ofrecerse y terminar derrotados”.

El elemento novedoso es que el libro contiene un código único con el que se puede acceder a un test de ochenta preguntas en el sitio web de CID Gallup, para saber si uno tiene características de líder. “Es un libro interactivo con el Internet, después de llenar el test se pueden ir al libro y ver cuál es el talento que tiene uno. Es para mujeres y hombres que aspiran a ser líderes políticos”, explica Denton.

Además, se pueden encontrar consejos en el libro;Carlos Denton sugiere no perder el tiempo en una carrera política, si no se tiene talento de líder. Foto: Oscar Sánchez/END. qué cosas puede la persona decir o hacer dependiendo de la personalidad; se sugieren lecturas adicionales y se establecen los pros y los contras de cada perfil. “Hasta aparece qué tipo de pareja se debería tener, o qué tipo de vicepresidente”, señala el autor. 

Mitad de nicas pide 10 años de cárcel para hombres violentos

El proceso

Denton y su equipo de trabajo dedicaron un año para afinar todas las características descritas para cada personalidad. “Pasé el año leyendo, estudiando, haciendo pruebas. Hay mucho más trabajo del que se ve detrás del libro”, sostiene el directivo de CID Gallup, cuya obra recién publicada tiene 166 páginas. “Ya nadie lee cosas extensas”, refiere.

En el libro se explica que el test especial fue diseñado por CID/Gallup a partir de su experiencia de participación en decenas de campañas políticas en distintos contextos sociales, además de cientos de estudios de mercado, de opinión y de preferencias. La firma tiene más de cuarenta años de experiencia y está presente en 20 países latinoamericanos.

Reparación de carreteras, prioridad para un tercio de nicaragüenses

El test “ha sido contestado por miles de personas y pareciera, por las pruebas que se han hecho, que descubre si la persona que contesta tiene el talento para participar en actividades de elección popular como candidato, y al mismo tiempo define perfiles para ese talento”, refiere la publicación.

¿Qué es política?

Cuando se habla de política en el libro de Denton, se hace referencia a la “capacidad de influir en otros y lograr que estos se comporten como usted quiere sin la necesidad de pagarles”. Por lo que un líder político puede estar relacionado con el poder gubernamental o con el liderazgo en actividades sociales.

“Mucha de la mano de obra es voluntaria en la política, las personas trabajan porque creen en la causa. Lo mismo pasa en las actividades voluntarias como la Cruz Roja o el cuerpo de bomberos”, explica Denton, quien agrega que ambos escenarios son muy cercanos: “Es más, casi siempre las mujeres políticas comenzaron trabajando en una organización de voluntarios y desde allí trascienden y empiezan a trabajar en la política”.

El directivo de CID Gallup afirma que en ese contexto, la política tiene que ver cada vez menos con los partidos políticos. “Ahora son mucho más importantes las personas, los personajes y no los partidos”, mantiene Denton, para quien la tendencia la han marcado los milénicos.END

Por eso, cree que es importante identificar las personalidades de cada líder, a lo que contribuye a través de su libro con matices psicopolíticos. Aunque, afirma que no todos los mandatorios latinoamericanos son líderes políticos. “En lo personal, Jimmy Morales, el presidente de Guatemala, no lo veo como un líder”, sostiene.

Una “guerra santa” en las elecciones de Costa Rica

El próximo presidente de Costa Rica quedará definido en la segunda vuelta electoral, el 1 de abril, al estilo de una “guerra santa”, considera Carlos Denton, presidente de CID Gallup Latinoamérica.“En lo personal, Jimmy Morales, el presidente de Guatemala, no lo veo como un líder”, sostiene.

“El tema de la campaña no tiene que ver con el crimen, la violencia, el costo de la vida o el desempleo; es decir, todos los temas que uno pensaría que son temas de la política. El tema familiar es el que está gobernando”, explica Denton, también doctor en Administración Pública.

Fabricio Alvarado, el líder evangélico que se alzó con el primer lugar (24.9%) en la primera vuelta de las elecciones costarricenses, reúne el apoyo de los católicos y evangélicos del país que se oponen al matrimonio igualitario y defienden el modelo tradicional de la familia, opina el experto en estudios de opinión pública.

Carlos Alvarado (21.6% de votos), “es el único de los trece candidatos que antes de la controversia había dicho que estaba a favor de los matrimonios entre las personas del mismo sexo, está recibiendo el apoyo de la comunidad LGBTI, de las personas de izquierda, de los pensantes y de los universitarios”, agrega.

En ese escenario, este próximo primero de abril se presentarán a las urnas “los religiosos y los pobres”, según Denton, contra “los de avanzada y los de izquierda”.

Cualquiera de los Alvarado que gane la Presidencia de Costa Rica no la tendrá fácil, asegura el experto. El problema será conciliar a todos los sectores que se oponen a los candidatos actuales. “Hay que ver las cosas de otra manera, hacer alianzas con los empresarios, los profesionales, la comunidad LGBTI, no tanto por partidos (políticos)”, sugiere.

Por ahora, lo preocupante para Denton es que la economía en su país está deteriorada por el déficit fiscal. “La cantidad de empresas que se acercan al Ministerio de Comercio Exterior buscando invertir en Costa Rica ha caído el 75%, los bonos que Costa Rica está tratando de colocar en el mercado para financiar el Gobierno tuvieron que subir los intereses porque ya hay mucha duda sobre el rumbo que llevaría el país”, revela Denton.