•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La única forma de evitar que más bolsas plásticas se propaguen por el medioambiente es sacándolas de circulación y sustituyéndolas por productos que no contaminen, afirmó Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur).

Valenti reveló que pretenden impulsar una iniciativa para prohibir las bolsas plásticas y promover el reciclaje de otros productos plásticos, ya que estos desechos atentan contra la belleza del paisaje en Nicaragua. “Estamos explorando la posibilidad de impulsar una iniciativa para prohibir las bolsas plásticas y promover el reciclaje de otros productos plásticos”, expresó Valenti. 

Agregó que en este momento la creación de la ley es una idea. Actualmente estudian las legislaciones que existen en otros países de la región sobre el uso de bolsas plásticas. También analizan qué productos en el país son potenciales para fabricar bolsas biodegradables. END

“La bolsa plástica hace un daño al medioambiente y la tendencia en el mundo es ir sustituyendo esos productos”, afirmó Valenti. 

No se conoce la magnitud del problema

Para el ecoturismo la basura es una preocupación en general y los desechos plásticos una en particular, aseguró la expresidente de la Red de Reservas Silvestres Privadas, Mirna Moncada. “No existe sendero, camino rural o playa que no tenga algún tipo de plástico”. 

Moncada aseguró que la dinámica de su trabajo le exige viajar por todo el país y de esa forma ha visto que las bolsas plásticas pululan por todos lados. 

“No hay datos certeros sobre el volumen de plástico que se utiliza en el país, particularmente de bolsas. Faltan datos oficiales sobre este tema”, expresó. Sin embargo, consideró que tener una ley que prohíba las bolsas plásticas, es pertinente porque no se necesita tener datos duros para darse cuenta que estos desechos son un problema”.   

Moncada indicó que los desechos inorgánicos como las bolsas plásticas no tienen más salida que las plantas de reciclaje y que son un problema en la ciudad y en zonas rurales.  “En los cercos de las fincas hay bolsas plásticas, en las ramas de los árboles hay bolsas plásticas, cuando crecen las quebradas y alcanza los alambres de los cercos las bolsas quedan colgadas”, afirmó.

Moncada consideró que lo primero que hay que hacer es un estudio municipio por municipio sobre qué cantidad existe de basura que son bolsas plásticas o plásticos más gruesos, para después hacer una estrategia de manejo. 

Los últimos datos del país sobre este tema provienen del estudio Diagnóstico de la Cadena Productiva del Reciclaje de Desechos Sólidos en Managua, realizado por la Unión Europea y una ONG llamada ReTe, en 2012.

En dicho trabajo se establece la falta de información actualizada sobre los desechos en general que produce la capital. Según el estudio en 2009, Managua generaba 1,200 toneladas al día de desechos sólidos, de los cuales 912 toneladas son basura domiciliar y el resto de comercio y empresas. 

Al año la capital produce unas 18,000 toneladas de desechos sólidos, más de la mitad constituida por plásticos PET (Polietileno terftalato) que es el plástico de las botellas. No hay datos de los plásticos LDPE (polietileno de baja densidad), que es el material de las bolsas plásticas.

Amenaza para la fauna

El biólogo Eduardo Altamirano, quien tiene muchos años de trabajar con las tortugas marinas, aseguró que las bolsas plásticas y los productos hechos de este material afectan directamente a esta especie. 

Explicó que la tortuga tora, la más grande de los océanos, es una de las más afectadas ya que se alimenta de medusas y las bolsas de plásticos sobre el agua se parece a este invertebrado y se las comen. 

“Hay reportes de muerte por asfixia, porque este desecho se les queda en la tráquea”, afirmó Altamirano. Añadió que si no muere por asfixia, lo hace por problemas estomacales debido al consumo de este contaminante.  Otras tortugas como el carey, paslama o verde también pueden ser afectadas, dijo el biólogo. 

Altamirano destacó que en las playas del país donde llegan las tortugas no ha visto muerta a ninguna por esta causa. “He hecho un par de necropsias, y no he encontrado plásticos en los estómagos de las tortugas. Eso no quiere decir que estén libres de estos contaminantes. De hecho hace falta practicar más necropsias para conocer más esta situación”, precisó el experto.

Qué dice la ley

En 2005 se creó la Política Nacional Sobre Gestión Integral de Residuos Sólidos, la que menciona que se promueva la no generación de residuos sólidos y de igual forma debe buscarse el remplazo de bolsas plásticas.