•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Del 2015 al 2017 en poco más de C$200 millones (28%) se incrementó la inversión de la municipalidad de Managua en proyectos viales, pasando de un promedio de 500 millones anuales desde el 2011 al 2016, a un salto de C$702 millones en 2017.

Según el informe del Plan de Inversión Anual 2017, se invirtió C$702 millones en construcción y ampliación de calles. Por otra parte 3,340 calles fueron revestidas, contemplando obras complementarias como bordillos y cunetas, además  dieron mantenimiento a 1,435 cuadras de caminos de tierra.

Esto es parte de la ejecución del Plan de Modernización y Ampliación Vial de Managua 2016-2022, que la municipalidad presentó en 2015 y se viene desarrollando paulatinamente. Según datos oficiales de la municipalidad, la red capitalina ha crecido en un 40 por ciento, y están en proceso de atender poco menos de 9 mil cuadras, entre revestidas y adoquinadas. De la red vial hay 3,200 cuadras de calles que son de hace 30 a 40 años y dieron su vida útil, por lo cual se planifica sustituirlas poco a poco.

El ingeniero vial Armando Izabá considera que la elevación del monto de inversión tiene que ver especialmente por los costos de la construcción del paso a desnivel de 7 Sur y el inicio de la ampliación de la pista Juan Pablo II que se pretende desarrollar en no menos de 4 años.

“Estamos hablando de una pista de 9.5 kilómetros, a construirse en tramos fases y cada una con un paso a desnivel. Parte de eso está presupuestado, porque según dicen las autoridades municipales los primeros trabajos de ampliación inician a finales del año”, dijo Izabá.

El especialista recordó que el plan de la Alcaldía de Managua, presentado hace aproximadamente 2 años y medio, detallaba la construcción de nuevas calles y la ampliación de vías principales. Alegó que agilizar los tiempos de viaje también agiliza la economía.

En ese momento el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, calculaba esta inversión en no menos de US$500 millones (aproximadamente C$15,600 millones) considerando 10 pasos a desnivel y ampliación de vías; esto sin que en ese momento se incluyera la ampliación de la pista Juan Pablo II, que tiene un costo de C$275 millones, aprobado en el presupuesto municipal a ejecutarse para este año.

Según el mapa de proyectos, además de los pasos a desnivel de Las Piedrecitas, y los 5 de la pista Juan Pablo II, se construirá el paso del hospital del Niño, en el cruce del mercado Roberto Huembes, así también el de la Jean Paul Genie. 

Se planean rotondas frente al Memorial Sandino en la pista Suburbana, en las intersecciones del barrio Santa Rosa, Villa Miguel Gutiérrez, mercado de Mayoreo, La Subasta y la entrada del barrio La Primavera. Por otra parte se ampliarán los tramos de vías que van hacia esos cruces. Aunque esos son proyectos a mediano y largo plazo.

“Según mi criterio, vienen dando buenos pasos y en definitiva la Juan Pablo II es prioridad, ya que atraviesa poco más del 60% de la ciudad de oeste a este. No podemos olvidar que en los últimos años se trabajó en la ampliación en dos tramos de la pista Solidaridad con un paso a desnivel en el cruce de Rubenia, los diferentes segmentos de la pista alterna de Masaya, la pista Larreynaga que se concatenan, el camino de Las Jagüitas y la vía de las Cuatro Esquinas (Las Enramadas) hacia la vía de Veracruz, entre otros trabajos menores que facilitan la movilidad. Recordemos que las vías más importantes de entrada a la ciudad son la carretera a Masaya y el paso de la carretera nueva a León, que en los últimos cinco o seis años en hora pico han sido un dolor de cabeza para los conductores”, dijo Izabá, indicando que prácticamente todas estas mejoras van acompañadas de obras de drenaje pluvial y de sustitución de tuberías de la red de agua potable y alcantarillado, lo cual eleva los costos de los proyectos.

Según los planes municipales, otro de los puntos a liberar de congestionamiento es el tramo la Centroamérica a semáforos del mercado Roberto Huembes.