•   GRANADA  |
  •  |
  •  |
  • END

El extraño movimiento de vehículos notado en una finca ubicada en el kilómetro 76 de la carretera Panamericana, entre Nandaime y Rivas, llamó la atención de un ciudadano, quien informó a las autoridades policiales que en el sector había algo raro. Un equipo de investigación de Granada llegó a la finca “Santa Clara”, propiedad de José Adán Ruiz Guadamuz, donde encontraron un cabezal y una rastra que contenían setenta paquetes de cocaína.

La información suministrada a una patrulla que estaba en el sector del río Ochomogo permitió que los agentes llegaran a eso de las siete y media de la noche del sábado frente a “Santa Clara”, precisamente para escuchar los ruidos del desarme de un vehículo.

“El equipo técnico decidió entrar a la propiedad, ya que el portón estaba abierto, y llegó hasta donde se encontraban un cabezal Internacional, doble eje, rojo con blanco, placa M-098790, y una rastra Great Dane N/R de plataforma roja, con barandas multicolor, placa M-129461”, detalló el jefe departamental de Granada, comisionado mayor Ramón Avellán.

Los detenidos

Las autoridades descubrieron a los hondureños Ángel María Deras Hernández y José Antonio Aguilar García, ambos de 34 años, y a los nicaragüenses Wilber José Arcia, de 47 años, y José David Rodríguez, cuando intentaban acomodar los setenta paquetes dentro de un compartimiento especial ubicado entre el piso y los ejes traseros de la rastra.

Por este delito de almacenamiento de estupefacientes, psicotrópicos y otras sustancias también están siendo investigados los dueños del cabezal, Mario Edgardo Sosa Valdivia, y de la rastra, Félix Roberto Gómez.

Luego de realizar el pesaje, pruebas de campo y extracción de muestras, pudieron confirmar que se trataba de 75 mil 763.4 gramos de cocaína, valorados, según Avellán, en unos dos millones de dólares. “Esto es como una telaraña que cubre todo el territorio nacional, y hemos tenido importantes logros en el combate al narcotráfico… Éste es el decomiso más grande que se ha hecho en el departamento de Granada”, afirmó el jefe policial.

En cuanto a la ubicación geográfica que convierte al departamento en una ruta atractiva para este delito, Avellán dijo que Granada, efectivamente, reúne las características para el tráfico de drogas. “Por estar un poco al centro del país, tiene una ruta que pasa por Carazo y Managua, otra que está entre el empalme de El Grajinam-Guanacaste y El Pajarillo, y una tercera que pasa por aquí por Granada”.

Aunque tradicionalmente se sabe que la droga es producida en América del Sur y trasladada a los países del norte, la Policía aún no conoce el destino exacto de este cargamento ni el lugar de procedencia, por lo que aseguraron que continuarán las investigaciones.