•   Juigalpa, Chontales  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un femicidio frustrado ocurrió la madrugada de ayer en Juigalpa. Marcos Olivas, quien se encuentra detenido tras haber sido capturado por la Policía, acuchilló en uno de sus senos a su pareja, Mayela Pineda Méndez, de 26 años.

La agresión ocurrió en presencia del hijo de 12 años de la víctima, quien suplicaba a su madre que no muriera. 

Olivas fue capturado en el Hospital Escuela Asunción de Juigalpa, cuando ingresaban junto con la víctima. Este hecho ocurrió en la comarca Kurinwás, del municipio de Santo Domingo. 

Según el observatorio de la organización Católicas por el Derecho a Decidir este año se han registrado nueve femicidios en grado de frustración y en 2017 hubo 72. 

Marlene Pineda Méndez, hermana de la víctima, narró que el hecho se registró a eso de la 1:00 a.m. de ayer, cuando el agresor llegó a la casa.

“Cuando escuchamos los gritos de ella que decía: ‘me ensartó un cuchillo’, nosotros salimos corriendo, cuando llegamos mi hermana estaba en el suelo con el cuchillo enterrado en el seno. Mi marido la trasladó en la camioneta hacia el hospital”, relató.Marlene Pineda Méndez, hermana de la víctima, narró que el hecho se registró a eso de la 1:00 a.m. de ayer, cuando el agresor llegó a la casa.

“No le reclamó nada, solo se lo enterró el cuchillo en el seno. Él (Marcos) le vivía dando problemas a mi hermana, la vivía amenazando. A veces le cerraba la puerta para que no hablara con nosotros, le pegaba”, agregó.

Tanto la madre como la hermana de la víctima piden a las autoridades que no dejen libre al victimario de su hija, y que se haga justicia por lo sucedido. 

Otro femicidio frustrado 

Yerlin Idelba Cruz Hernández se encuentra desde hace tres meses internada en el Hospital Escuela Asunción de Juigalpa recuperándose de una herida en uno de sus pies, producto de un machetazo que le propinó su compañero de vida Dámaso Martín  Rivas García, de 40 años, quien se encuentra prófugo. 

Este hecho ocurrió en la comarca Kurinwás, del municipio de Santo Domingo. 

El comisionado mayor Bayardo Rosales, jefe de la delegación policial de Chontales, dijo que en el primer caso en mención, Marcos Olivas, está detenido y tiene antecedentes penales como robo, hurto y alteración al orden público. 

Aseguró que el caso pasará a la Fiscalía como femicidio frustrado. Sobre el caso de Yerlin dijo que continúan en la búsqueda de su agresor. 

Ambas mujeres comparten la sala de cirugía de mujeres del hospital. 

Según el Artículo 9 de la Ley 779, Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres, comete el delito de femicidio el hombre que, en el marco de las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres, diere muerte a una mujer, ya sea en el ámbito público o privado, en cinco circunstancias. 

Entre estas está “haber pretendido infructuosamente establecer o restablecer una relación de pareja o de intimidad con la víctima”; “mantener en la época en que se perpetre el hecho, o haber mantenido con la víctima, relaciones familiares, conyugales, de convivencia, de intimidad o noviazgo, amistad, compañerismo, relación laboral, educativa o tutela”; y  “como resultado de la reiterada manifestación de violencia en contra de la víctima”.