•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El inicio de la enseñanza del idioma inglés en los primeros grados de las escuelas públicas marcó un paso importante para el fortalecimiento de la denominada “ruta del inglés” en Nicaragua, valoró Wilman García Arbizú, director del departamento de Inglés de la Universidad Nacional Autónoma de Managua (UNAN-Managua),  institución que participó en la estrategia de selección y capacitación de los nuevos docentes de inglés para la educación primaria. 

“Se han articulado comisiones de trabajo con el Ministerio de Educación para la revisión curricular, pero primero fue en la educación  secundaria, en la que se precisó la  ruta del inglés y se trabaja en capacitaciones”, comentó García.  

Pero “la enseñanza del inglés en los primeros grados de las escuelas públicas nos mueve el piso y nos plantea una tarea inmediata. Trabajamos una reforma al programa que tenemos con el objetivo de especializar a los licenciados en Ciencias de la Educación en la enseñanza del inglés en el nivel de primaria a partir del próximo año”.

523 nuevas plazas  

El Mined organizó un proceso para la selección de nuevos maestros de inglés para primaria y en el mismo participó la UNAN-Managua.

“Aproximadamente fueron 1,960 los candidatos que cumplieron el examen con la intención de aplicar para ser profesores de inglés en primer grado”, señaló García. 

Hubo exámenes en Managua, Carazo, León, Bluefields, Bilwi, Siuna. Estelí, Matagalpa y Chontales.

José Antonio Zepeda, secretario general de la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (Anden), indicó que el Mined contrató “523 nuevas plazas de docentes de inglés” para primer grado.

“Son profesores itinerantes,  un día dan en una escuela, al siguiente día en otra escuela, son 25 horas las que tiene que impartir un maestro”, comentó Zepeda. 

Quienes fueron contratados debieron demostrar que “manejan el idioma. A cualquier maestro recién graduado, la práctica le permite mejorar la enseñanza”, señaló Zepeda.

A quienes aplicaron se les “preparó  metodológica y didácticamente y mantendrán las capacitaciones”, recalcó Zepeda.  

Wilman García explicó que los aspirantes debieron haber demostrado que su  manejo del inglés está  en el nivel B-1 del Marco Común Europeo de Referencias para las Lenguas. “Es un marco de referencia alto, deben hablar inglés, leer, escribir, comprender, nosotros lo usamos como programa en nuestras enseñanza”, señaló el académico de la UNAN-Managua. 

“Fue sabio el hecho de no asumir que alguien solo por tener un diploma de una universidad, incluyendo a la UNAN, tenía la plaza garantizada”, comentó García.