•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) informó ayer que la mayoría de sismos ocurridos recientemente se deben al Cinturón de Fuego frente a la costa del Pacífico.

Aunque “ocurren muchos sismos debido al fallamiento local y por la actividad volcánica”, la mayoría se debe al deslizamiento de los bordes de la placa Coco bajo la placa Caribe, en el “círculo de fuego”, anunció la institución mediante un comunicado divulgado en medios oficiales.

“Con la información disponible hasta este momento, no es posible descartar o asegurar la ocurrencia de un sismo de mayor magnitud”, precisó el comunicado. 

Preparan plan de vigilancia

Ante la posibilidad de la ocurrencia de un sismo grande, las autoridades del Ineter indicaron ayer que están preparando un plan de alerta y vigilancia para este año, en alianza con el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred). 

Dicha iniciativa consiste en la ampliación del circuito de monitoreo sísmico en Managua, cuya meta es instalar 25 estaciones destinadas a la supervisión de los movimientos telúricos, según el portal El 19 Digital. 

El plan incluye la planificación de simulacros multiamenazas, la presentación de mapas de riesgo de todo el territorio nacional y la capacitación técnica e instrumental del Ineter, en alianza con la cooperación japonesa, en cuanto a sismología.

Por otro lado, se iniciará la segunda fase del proyecto Alerta Temprana ante Terremotos del Ineter con la colaboración de la Cooperación Suiza en Nicaragua, agregó la información.