•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) desarrolla una investigación sobre el uso en la construcción de viviendas de una especie de bambú llamada guadua. El Programa de Estudios Integrales, Habitabilidad y Territorio (PEI) de la UNI, a cargo de la arquitecta Marcela Galán, el año pasado inauguró un centro de investigación del bambú, con el objetivo de continuar estudiando esta planta. 

Los primeros resultados de este estudio determinan que utilizar el bambú para construir viviendas de interés social aún no es posible. Galán afirmó que esto se debe a que todavía no hay suficiente experiencia en el uso de esta planta para la construcción y hay poco material calificado.  

“En estos momentos, construir con bambú compite con los precios de construcción de casas tradicionales de bloques. El tema es encontrar el bambú con los años adecuados, no es cualquier material. El tipo de bambú que se utiliza es el guadua, que es utilizable en 5 a 10 años”, precisó.

Indicó que la industria establecida actualmente no puede procesar suficiente bambú como para abastecer de material y empezar a hacer proyectos de viviendas.  

“Se necesitan grandes plantaciones para abastecer de materiales. En el país no existe tanta reserva, solo existen algunos cultivos en el Caribe Norte, en la zona de Rosita y Bonanza, sectores altamente húmedos y propicios para el bambú”, dijo.

La especialista agregó que “con el bambú se puede hacer desde las estructuras, como vigas o columnas, hasta paredes, incluso hasta el cielo falso”. 

“Tres varas de bambú desarrolladas es equivalente a una columna de concreto y una columna de cemento, varillas de hierro, más la mano de obra, esa es una de las bondades del acero vegetal”, precisó. 

Característica para la construcción

El bambú tiene características que permiten sacarle provecho en todo el proceso de construcción, dijo Galán. De acuerdo con una investigación del Departamento de Construcción de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) sobre las propiedades del bambú guadua para la construcción, los nudos de esta planta incrementan su resistencia, en solo 6 meses alcanza 12 metros, es ligero y flexible, además tiene buena capacidad sísmica debido a que es liviano. 

La desventaja es que es propenso al fuego y tiene baja resistencia a huracanes e insectos, por lo que antes debe ser curado o procesado. 

Según Galán, actualmente el metro cuadrado de bambú para construir tiene un costo de US$200 a US$300 en el país. La directora del PEI afirmó que su objetivo es demostrar que sí se puede utilizar el bambú guadua para la construcción. A finales de 2017 construyeron una casa prototipo de bambú que costó entre US$11,000 y US$12,000, con el apoyo de la empresa Bambuxsa y la cooperación Suiza. 

Esta misma servirá como sede del centro de investigación del bambú. “Como universidad tratamos de generar alternativas de construcción, que se empiece a ver más estratégicamente el uso de bambú. En el país hay varias manzanas de bambú sembrado y dentro de 5 años es posible que haya proyectos masificados de viviendas o cualquier construcción”. 

Planta con mucho potencial

Según el botánico Alfredo Grijalva, director del Herbario Nacional en la Universidad Centroamericana (UCA), el bambú guadua es una especie silvestre de Nicaragua. 

 Hay tres especie de guadua en la región del caribe, entrogalamos, angustifolia y aculatada o amplexifolia, que son utilizadas por las tribus mayangna y miskitos para construir camas y las paredes de la casas, precisó.

Explicó que esta planta crece naturalmente en la orillas de ríos y caños. “Hasta hace poco se suponía que el bambú era extranjero, pero ahora son del género bambusa, que es nativo, característico de la zona lluviosa”. 

Grijalva afirmó que hay plantaciones que se traen al Pacífico y  que se desarrollan muy bien. “En el sector de Catarina, cerca de la laguna de Apoyo, hay plantaciones muy vigorosas”. 

La guadua se desarrolla bastante rápido y en un buen diámetro, pueden alcanzar 30 a 35 de ancho o grosor, en altura crecen hasta 30 metros. 

Galán dijo que tiene que haber un plan de manejo para producir bambú y aprovecharlo para hacer viviendas.

“Existe la posibilidad de generar un proceso de producción en zonas para reforestar, principalmente a orillas de ríos, porque una de las características es que esta planta atrae mucha agua y luego libera el exceso, por eso se dice que es inteligente”, explicó la experta.  

Actualmente los universitarios reciben en la asignatura de materiales de construcción elementos para trabajar con esta planta. “Uno de los retos es preparar a los estudiantes para manejar el sistema de construcción con bambú”, precisó Galán.