•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mantener el interés y gestionar las certificaciones en turismo sostenible fue uno de los temas destacados en el primer coloquio internacional sobre turismo, que se desarrolla desde ayer en la UNAN-Managua. Expertos coincidieron que esta certificación es importante para el desarrollo del sector en Nicaragua.

“Nicaragua no tiene certificación en turismo sostenible. A nivel de la región el único país que tiene certificación en turismo sostenible es Costa Rica”, sostuvo Olga Gómez, especialista en el tema y docente de la UNAN-Managua.  “Hoy en día la tendencia  es que  el turista está preguntando qué responsabilidad está teniendo el empresario y el Estado por proteger el medioambiente”, agregó.

Explicó que la conferencia es parte de una alianza entre la Universidad de Costa Rica, la Universidad Versailles de Francia y la UNAN-Managua, que cuenta con el respaldo del Programa Regional de Francia, América Latina y el Caribe conocido como Prefalc.

“La idea es poder unir a todos los actores del sector turístico y trabajar en alianza. Los temas del coloquio se enfocan en la inteligencia turística, la certificación turística sostenible y del planteamiento de estrategias de alianza entre sector público y privado”, recalcó Gómez.

Señaló que el país ya tiene una experiencia orientada a que las empresas puedan  obtener la certificación en turismo sostenible.  “En 2007 se desarrolló un programa de turismo sostenible con 50 empresas, se  verificó las buenas prácticas ambientales, socioculturales y económicas, pero no se logró llegar al punto de obtener una verificación internacional”, comentó.

Actualmente  “Immanuel Zerger, de la Touroperadora Solentiname, promueve que diez turoperadoras apliquen a certificaciones de turismo sostenible a nivel internacional para que Nicaragua se pueda vender  y se pueda decir  que el país hace prácticas de turismo sostenibles”, recalcó Gómez.

Explicó que a nivel internacional “existe el Sistema Global de Turismo Sostenible que aplica indicadores para certificar, hay parámetros ISO, son certificadores  independientes, pero en el caso de Costa Rica, es el propio Instituto Costarricense de Turismo el que promueve esa certificación”.

Se trabaja en certificaciones 

La experiencia de Zerger fue compartida durante el coloquio. Solentiname Tour forma parte de la Asociación Nicaragüense de Turismo Receptivo (Antur) que participó en el foro. 

“Si tenemos empresas que labran para tener esa certificación, no pasan de 10, pero sí están trabajando en lograr el sello de certificación europeo. Se rescata la importancia del tema, porque el turismo sostenible se enfoca  en la conservación y protección de los recursos, playas, montañas, ríos, los recursos se desgastan, se deterioran y cada vez más tenemos que ver ese enfoque”, sostuvo  Claudia Aguirre, presidenta de  Antur. 

“Cuando son viajeros responsables ellos ponen énfasis en visitar destinos, en ir con empresas que se preocupan por el cuido del medioambiente. Cuando viene un viajero responsable, él pregunta a dónde voy a ir, con quién voy a ir, si es un destino que está preocupado por cuidar su medio ambiente, por sus recursos naturales y culturales”, recalcó Aguirre.

“El viajero está valorando que si va a gastar es en sitios donde están cuidando el recurso natural, la parte social”, enfatizó. 

Aguirre reconoció que “se está trabajando en el tema, el ente regulador (Instituto Nicaragüense de Turismo) está preocupado por incorporar la sostenibilidad turística a un eje de trabajo y eso ha sido porque el sector privado lo está diciendo, el mercado que quiere venir al país está preguntando, está preocupándose por esto,  es como cuidar la seguridad, la higiene, también hay que cuidar el recurso”. 

Sergio Rodríguez, especialista costarricense en el tema de certificación en sostenibilidad turística, valoró que este instrumento “busca generar de manera tangible el famoso concepto de desarrollo sostenible”.

“Debemos buscar la manera de mantener el turismo a lo largo del tiempo, a partir de este escenario surge el certificado para la sostenibilidad turística”, señaló. En Costa Rica “andamos por encima de las 400 empresas certificadas”.

Explicó que en Costa Rica “dividen esas normativas en cuatro capítulos: interacción de la empresa con su medio circundante, acciones que genera esta empresa para minimizar su impacto en el medio ambiente, para mitigar y reducir los impactos que generan”. 

“Actualmente bajo esta normativa se pueden certificar seis actividades turísticas: hospedaje, turoperador,  turoperador marino costero, gastronomía, parques temáticos y renta car”, agregó Rodríguez.