•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Michael Altamirano Mojica fue señalado, en los juzgados de Managua, de obligar a una menor de 17 años a subir a un microbús que conducía para atacarla sexualmente. Al finalizar, el sujeto presuntamente le dijo a la víctima que lo disculpara, que no sabía lo que estaba haciendo. “Te parecés a mi expareja, disculpá”, le expresó. 

Altamirano Mojica enfrentó a la juez Carla García, a cargo del Juzgado Sexto Especializado en Violencia, ante quien el Ministerio Público presentó acusación por el delito de violación en concurso de agresiones sicológicas. 

García aceptó dicha acusación y envió a prisión preventiva al acusado. La audiencia inicial será el próximo 1 de marzo, día en que el Ministerio Público tendrá que presentar todas las pruebas en contra del acusado. Entre estas figuran los exámenes físicos y sicológicos de la menor que realizó Medicina Legal. 

Según la relación de hechos del Ministerio Público, el delito fue cometido el 20 de febrero de 2018 en un barrio del Distrito I. Altamirano Mojica supuestamente labora  como conductor de una empresa que renta autos y conducía por una calle de dicho lugar. 

Los hechos indican que la víctima también se movilizaba por la misma calle y que llevaba un plato de comida en la mano; el acusado, al verla caminar, dio vuelta y se estacionó unos metros delante de ella en sentido de sur a norte. 

Posteriormente se bajó del microbús y actuó como que iba a cambiar una llanta; cuando la víctima pasó por el punto donde él se encontraba, le dijo que se subiera al vehículo, a lo que la menor se negó. 

La acusación indica que el acusado le dijo dos veces más a la víctima que se montara, pero esta se negó. Presuntamente el acusado le tapó el paso cuando la adolescente intentó evadirlo y la sujetó de un brazo. Luego la amenazó con dispararle, no obstante, solo sacó de su cintura un objeto no determinado que le colocó en el abdomen. 

La relación de hechos también detalla que el acusado logró subir al microbús a la víctima y la obligó a sentarse. “¿Qué queres?”, le preguntó la joven, describe la acusación. Y este le respondió “quiero ver tu lunar”. 

Presuntamente, Altamirano Mojica logró quitarle la camisa y manoseó los senos de la menor, quien intentó huir, pero la puerta estaba cerrada. La acusación indica que logró violarla. 

Al final de ataque, supuestamente el acusado le dijo que lo disculpara, porque se había confundido, creía que era su expareja, de quien se separó hace unos meses.