•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El pastor David Spencer, de 73 años, líder de la iglesia Hosanna, recibió por parte del Gobierno la nacionalidad nicaragüense, además de la Orden Cultural Rubén Darío, la máxima distinción que otorga la nación. 

El acto fue realizado en la sede central de la iglesia Hosanna, en Managua, y estuvo presidido  por el presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo. A inicios de este año, El Nuevo Diario publicó que el religioso reveló que padece cáncer de páncreas.

 David Spencer líder de la iglesia Hossana Archivo/END 

El líder de Hosanna primero aceptó su ciudadanía nicaragüense, entregada por la ministra de Gobernación, María Amelia Coronel. Spencer se convirtió en ciudadano nicaragüense a la 5:25 p.m., luego de juramentarse ante Coronel. 

“Nos honra que un norteamericano esté recibiendo la ciudadanía nicaragüense”, manifestó Ortega, durante su intervención en el acto.

La ministra de Gobernación indicó que dicho acto se da porque el pastor ha sido inspiración para más de 20,000 personas que se congregan en nueve departamentos, en quince iglesias del país.

Ortega entregó la Orden Cultural Rubén Darío al líder de Hossana Cortesía/END

Asimismo, Coronel detalló que Spencer comenzó la construcción de las iglesias Hosanna en 1996.

Juan Emilio Díaz, director de Migración y Extranjería, leyó el acta que otorga la nacionalidad al religioso.

“De conformidad con la resolución 1,339, comparece con el objeto de rendir promesa de ley, en la condición de nacionalizado nicaragüense el ciudadano David Spencer, natural de los Estados Unidos de Norteamérica”. 

“Para nosotros es un orgullo, ahora el pastor David Spencer es un orgullo de mi país”, declaró la vicepresidente Murillo.

Posteriormente, mediante el acuerdo presidencial 52-2018, Ortega entregó la Orden Cultural Rubén Darío al líder de Hosanna. Dicho acuerdo destaca el trabajo que realiza Spencer desde 1966 en el ámbito religioso. 

“Amo a Nicaragua. Amo al nica campechano, dadivoso y que tiene un gran sentido del humor”, expresó Spencer.