•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pablo Abdiel Sobalvarro, un hombre de 34 años originario del barrio Las Brisas, de Managua, falleció ahogado ayer en el balneario El Trapichito, de Tipitapa. Sobalvarro llegó al lugar a eso de las ocho de la mañana y según testigos a las once ingresó en estado de ebriedad a una de las piscinas del centro turístico, originando la tragedia. Luis Manuel Rostrán, propietario de El Trapichito, indicó que en el lugar han tomado todas las medidas de seguridad para evitar estas tragedias, colocando recomendaciones e información sobre la profundidad de las piscinas, pero que los visitantes deben hacer uso responsable de las mismas.Pablo Abdiel Sobalvarro falleció ahogado ayer en el balneario El Trapichito. Foto: Oscar Sánchez/END.

Otras víctimas

Pablo Abdiel Sobalvarro es la cuarta persona que muere por sumersión en Nicaragua en menos de 48 horas.   

Un niño de tres años se ahogó la mañana del sábado dentro de una pileta en la comunidad Las Pilas, municipio de Altagracia, de la Isla de Ometepe. 

Investigaciones preliminares indican que el niño se encontraba jugando con otros amiguitos sin la supervisión de sus padres y cayó a la pileta. 

El pasado viernes una madre y su hija murieron ahogadas en una poza del río El Gallo, comarca Rodeo Grande, municipio de Somotillo, Chinandega.

El hecho se registró cuando la menor, de 10 años, se ahogaba y su madre, en un intento de rescatarla con vida, también pereció por sumersión, de acuerdo con la versión preliminar de la Policía Nacional de ese departamento.Luis Manuel Rostrán, propietario de El Trapichito, indicó que en el lugar han tomado todas las medidas de seguridad para evitar estas tragedias. Foto: Oscar Sánchez/END.

Las fallecidas fueron identificadas como Scarleth Sánchez, de 36 años, y su hija Denisse Sánchez, de 10. Ambas habían llegado desde el departamento de Masaya para visitar a la pareja de la fallecida.

Recomendaciones

En esta época del año se incrementa la llegada de visitantes en los diferentes balnearios del país, por eso instituciones como Cruz Roja Nicaragüense han brindado recomendaciones para evitar muertes por sumersión. 

Entre las recomendaciones está evitar ingresar a cualquier balneario en estado de ebriedad, si alguien está en peligro dentro del agua, pedir ayuda al personal de socorro o a quien tenga experiencia nadando, así como respetar los límites de playas.

También sugieren no lanzarse de cabeza en lugares desconocidos, evitar bañarse inmediatamente después de comer y vigilar siempre a los niños.