•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tony Madelaine (28) espera el primero de los tres ferris que el sábado llega a Potosí, para trasladarlo a La Unión, El Salvador. Cruzó la frontera de Peñas Blancas en bicicleta, tomó un autobús para llegar a León y retomó el viaje hacia Aposentillo, hasta finalmente despedirse del país, en Potosí, jurisdicción de Chinandega.

El francés, ingeniero de aviones, estaba en el viejo muelle de Potosí, localizado a 80 kilómetros de Chinandega, junto a su compañera de viaje, su infaltable bicicleta, pues juntos se embarcarían por dos horas por el picado Golfo de Fonseca.

“Pernocté en esta comunidad costera. Estuve en la fiesta de coronación de la reina de Potosí y no tengo tiempo de escalar el volcán San Cristóbal, porque esta mañana abandono el país, muy lindo por cierto”, dijo el visitante que se dirige a Guatemala y luego a Cancún, para regresar a casa.

Madelaine esperó una hora en la playa la llegada de la embarcación “Tour del Golfo”, que trajo a 15 pasajeros, todos extranjeros, quienes  tomaron este fin de semana un paseo por Nicaragua para conocer, entre otras bellezas, el volcán Cosigüina, que registró en 1835 la octava erupción más violenta del mundo.

Los turistas que vienen de El Salvador hacen viajes por León y Granada.

Gilmaro Cruz, propietario del hotel Gilmari, aseguró que hay una empresa salvadoreña que ofrece tours a Nicaragua. “Algunos que prefieren el turismo de aventura, deciden quedarse aquí y piden escalar el volcán, para el que solicitan un guía que le cobra US$20 por el servicio, también optan por las aguas termales y los viajes hacia los islotes del Golfo.

Cruz informó que Nicaragua autorizó el zarpe de algunas lanchas que vienen procedentes de las islas Mianguera y del puerto La Unión, para participar en las fiestas patronales de Potosí, durante toda la semana.

El capitán de corveta Hernán Castro González, jefe de la Naval en ese puerto fronterizo, informó que esta institución emite los permisos de zarpe para embarcaciones turísticas que regresan a El Salvador.

“El registro indica que entran y salen al menos 32 lanchas por mes, con turistas europeos que pasan por Migración para el registro de sus documentos, a veces solo viajan por las islas que se encuentran localizadas en el Golfo, pasando dos días en Potosí, o deciden tomar autobuses para conocer el Occidente”, dijo Castro.

Carretera incompleta

Comunitarios de esa zona de la Península de Cosigüina demandaron que se concluya la carretera que quedó paralizada desde el año pasado, para que los visitantes del interior, como los extranjeros, puedan viajar cómodos en la época de Semana Santa a las playas que se vuelven un atractivo turístico singular.

Nelson Picado Torres, oriundo de la zona, expresó que la municipalidad de El Viejo debe volver sus ojos para construir un muelle moderno, rehabilitar las lagunas de aguas termales y ayudar a los pescadores a crear empresas turísticas nacionales, para que realicen estos viajes que actualmente solo los tienen los salvadoreños.