•   Estelí y Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Carmela Parista Mora, de 72 años, había desaparecido el sábado 24 de febrero y fue encontrada sin vida ayer en la zona de Poza Azul, Bilwi, Región Autónoma del Caribe Norte. 

La anciana fue encontrada semidesnuda, de acuerdo con el capitán Emilio Molina, jefe de investigación del caso, por lo que se sospecha que pudo haber sido víctima de violencia sexual antes de ser asesinada. 

El capitán Molina comentó a El Nuevo Diario que según testigos el crimen fue cometido por Stanislao Oliva, un joven que ronda los 20 años y que habitaba en las cercanías de Poza Azul. 

“Todavía no lo hemos capturado, era un desconocido de la señora, una vendedora ambulante que iba pasando por ese lugar”, indicó el agente, añadiendo que la Policía continúa con las investigaciones.   

Femicidios

El domingo 25 de febrero, una mujer esteliana de la comunidad rural Monte Verde fue encontrada muerta en el patio de su vivienda, con heridas de arma blanca en el pecho. 

La víctima fue identificada como Marcia Lorena Benavides, de 35 años, y según la versión oficial, el crimen fue cometido a eso de las 3 de la tarde del domingo. El autor es presuntamente el excónyuge de Benavides, Orlin Antonio Blandón Centeno, de 33 años, de quien se había separado hace un mes.

Según fuentes policiales, la mujer fue encontrada durante la tarde del domingo por su único hijo, un adolescente de 14 años de edad. Este habría salido de la casa durante la mañana para ir a misa al municipio de La Trinidad, en Estelí.

El crimen ocurrió en el barrio Omar Torrijos, de la ciudad de Estelí, en donde la pareja habitaba desde hace un año.  

De acuerdo con fuentes oficiales, el supuesto femicida fue capturado ayer por la Policía Nacional y será remitido al Ministerio Público para responder por el crimen ante la justicia. 

El pasado viernes 23 de febrero una mujer más en Estelí fue asesinada por su esposo, Eddy José Noguera Zamorán, quien admitió haber estrangulado a su pareja y madre de sus dos hijos, Ruth Lumbí Blandón. 

El femicida confeso dijo a medios de comunicación que después de 12 años de relación ella ya no quería seguir. El crimen ocurrió en el barrio Omar Torrijos, de la ciudad de Estelí, en donde la pareja habitaba desde hace un año.  

Yorbin José Calderón Jiménez, de 22 años, quien admitió ante los medios de comunicación haber participado en el crimen de la niña de 12 años.

Ayer, tras ser presentado ante la jueza especial de Distrito contra la Violencia de Estelí, Lesbia Malena Tinoco, al femicida se le oficializó la prisión preventiva y la jueza programó la audiencia inicial para el próximo 7 de marzo. 

Durante la audiencia preliminar, la defensora pública del reo, Bertilda Moreno Alaniz, no se opuso a las resoluciones de la judicial, pero solicitó que el reo sea sometido a un chequeo médico y a un peritaje sicológico para determinar las condiciones físicas y mentales en las que se encuentra.

De la acusación de la Fiscalía, se desprende que Lumbí era víctima de violencia desde hace varios años por parte de Noguera Zamorán, porque creía que su mujer le pertenecía. El viernes pasado, a eso de las cinco de la mañana, el hombre golpeó e insultó a Lumbí, quien llegó hasta la sala de la casa, donde la estranguló. 

La Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres, ley 779, penaliza hasta con 30 años de cárcel el delito de femicidio.

El Ministerio Público ha ofrecido más de diez testigos, entre ellos al dueño de la casa donde alquilaba la pareja, Carlos Emilio López, quien habría presenciado varias escenas de violencia contra la fallecida.

Las hermanas de Ruth dijeron que esperan que declaren culpable a Noguera Zamorán, y que le apliquen todo el peso de la ley. También comentaron que su hermana había intentado separarse de su esposo en tres ocasiones mientras estos vivían en Managua. A Estelí llegó Lumbí hace cuatro años huyendo, pero Noguera Zamorán siempre la buscaba, detallaron las familiares.

Por orientaciones policiales y del Ministerio de la Familia, los dos niños de 7 y 10 años de edad estarán con sus tías maternas en Estelí de forma temporal.Eddy José Noguera Zamorán fue remitido a audiencia inicial por matar a su pareja Ruth Jennifer Lumbí. Foto: Máximo Rugama/END.

9 víctimas

Según la organización Católicas por el Derecho a Decidir, son 9 las mujeres que han sido asesinadas de forma violenta en lo que va del año en Nicaragua. Cinco de ellas murieron en enero, y cuatro en febrero a manos de parejas, exparejas o desconocidos. 

El año pasado fueron 10 las mujeres que hasta finales de febrero habían sido asesinadas de forma violenta en el país: cuatro en enero y seis en febrero. 

La Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres, ley 779, penaliza hasta con 30 años de cárcel el delito de femicidio, el cual define como aquel hecho “cometido por un hombre en contra de una mujer en el marco de las relaciones desiguales de poder y que como resultado diere muerte a la mujer, en las circunstancias que la ley establece”. Este tipo de crímenes son penados con 30 años de cárcel.

A estos crímenes se le suma el asesinato de una niña de 12 años en Pueblo Nuevo, Estelí, quien estaba desaparecida desde noviembre del año pasado y fue encontrada el 20 de febrero dentro de un pozo, atada de manos y con una piedra de 60 libras encima de su cuerpo. Asimismo Ruth Elena Sequeira Cruz, fue apuñalada y decapitada el 14 de febrero en la finca La Conquista, ubicada en la comarca El Guayabo, del municipio El Castillo, departamento de Río San Juan.

La Fundación Entre Mujeres (FEM), aseguró tras conocer del crimen que “la violencia en las comunidades y en todo el territorio nacional no tiene freno”, por lo que demandaron a las autoridades profundas investigaciones y a las comunidades la unión para “exigir respeto a la vida de las mujeres y niñas”.

Policía mató a agresor de mujeres

Confrontación • También el pasado domingo, un oficial de la Policí a Nacional mató de varios disparos a un hombre que intentaba agredir con un machete a una agente, minutos después de atacar a una mujer embarazada, informó ayer la comisionada Mayor Vilma Rosa González, jefa de Relaciones Públicas de la institución. 

El oficial cuya identidad no fue revelada, “realizó varios disparos con su arma de reglamento, resultando lesionado el sujeto Jairo Ernesto Rentería Montano, quien fue trasladado al hospital José Ruiz, donde falleció posteriormente”, dijo la comisionada mayor dándole lectura a un comunicado. 

El suceso ocurrió el pasado domingo a las 10:15 p.m. el municipio de El Viejo, Chinandega, cuando una patrulla de policías intentó arrestar a un grupo de hombres involucrados en “una alteración al orden público”, según la información oficial.

Los hombres estaban agrediendo a tres mujeres, entre ellas Guillermina Espinoza, en estado de embarazo, cuando 5 agentes llegaron al lugar. Rentería recibió los disparos cuando desatendió una orden del oficial Luis Salinas y se abalanzó sobre la agente Adela Oconor, indicó la Policía.

Un equipo de agentes de investigación y peritos policiales continúa investigando el suceso, según la institución.