•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Reducir a la mitad el tiempo de viaje y a la vez agilizar el ingreso a la capital desde la carretera Masaya son los objetivos de una inversión de C$211 millones que la municipalidad de Managua ha desarrollado para habilitar una pista con capacidad para 35 mil vehículos al día.

La pista alterna de carretera Masaya hasta la Panamericana Norte, lleva un 85% de avance y consta de 17.6 kilómetros de largo, un recorrido que viajando en un promedio de 60 kilómetros por hora se completa en aproximadamente 26 minutos. 

Cuando se viaja atravesando por el centro de Managua representa un poco más de 40 minutos.

Además: Jóvenes estadounidenses construyen casa en Chiquilistagua

“Se ahorra tiempo, combustible y se agiliza la movilidad”, expresó el ingeniero vial David Gaitán, indicando que no es lo mismo recorrer una carretera atestada a toda hora por ENDel tráfico en zonas como la rotonda Centroamérica, el Centro Comercial y los semáforos del mercado Roberto Huembes, en comparación con una vía alterna prácticamente libre, lineal y sin ningún semáforo.

“La funcionalidad de las pistas alternas son aliviar el tráfico en las vías principales. Esto es como una tubería, que si le metes mayor presión tiende a reventar, igual son las carreteras y en este caso entrar o salir de la capital para entrar por carretera Masaya, es un verdadero problema porque es una vía que ya no soporta más tráfico. Es aquí donde este atajo compensa”, alega Gaitán.

Te interesa: Empiezan mediciones previo a ampliación de pista Juan Pablo II

El especialista afirma que entrar a una pista abierta, con bajo tráfico y poco peatón, permite aumentar la velocidad, ahorra tiempo y desde el punto de vista de la economía es importante. Comentó que la municipalidad debería hacer un estudio económico de costos y dar las ventajas de esta enorme inversión.

El secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, en conferencia de prensa realizada el año pasado, en su última visita de supervisión al proyecto, dijo que la vía garantizará un anillo de circulación de conexión directa entre carretera Masaya con carretera Norte, en un circuito de vía, con rangos de cuatro a dos carriles, permitiendo la conectividad media de entre 30 a 35 mil vehículos por día.

La obra total de pista alterna está compuesta de ocho proyectos, los cuales se vienen desarrollando desde el 2013.

¿Cómo llegar?

Desde carretera Masaya, en los semáforos del kilómetro 12 (frente a PriceSmart) se gira al este hacia Esquipulas 500 metros, para doblar al norte 1 cuadra y luego seguir al este buscando la Ermita de Esquipulas, luego se pasa por la urbanización Vistas de Esquipulas hasta el tope y luego al norte hasta las Cuatro Esquinas Las Enramadas.

Continuando al norte se llega al club de golf y la Urbanización Ríos de Agua Viva en Sabana Grande. Llegando al tope, se gira a la izquierda o noroeste, se pasa por la pista La Sabana, Villa Dignidad, hasta llegar al cruce de la ampliación de pista Larreynaga. Doblando a la derecha se va a Ciudad Belén (atrás del aeropuerto internacional Augusto C. Sandino) y se sigue por la pista al este, hasta el cauce El Borbollón. Acá se cruza recto siguiendo el camino en proceso de asfaltado, que sale a la carretera Panamericana Norte, propiamente a 400 metros de la rotonda de Garita de Tipitapa. En estos momentos se viene trabajando en este último segmento, un tramo de 4 kilómetros de largo.

Además de la salida hasta la pista alterna en su trayecto hay tres salidas hacia el interior de la ciudad.

La primera es Las Cuatro Esquinas-Las Enramadas hacia el reparto Schick, un trayecto de 3.7 kilómetros. La segunda es del cruce de Sabana Grande hasta el mercado Iván Montenegro, que son 4.7 kilómetros. La tercera es del cruce de la recién ampliada pista Larreynaga hasta el mercado de Mayoreo, que son 1.5 kilómetros.

Mauricio Orozco, trabajador en la zona, asegura que en las horas pico es que más transitan vehículos por la pista alterna.

El ingeniero Gaitán señaló que una inversión de este tipo debería ser más promocionada por la municipalidad, para que la población haga el uso correspondiente, ya que pocas personas conocen el tramo.

Uno de los aspectos a considerar es comenzar por poner los letreros correspondientes, que a partir del kilómetro 12 guíen a los conductores hacia su destino. 

Por el momento no hay ningún tipo de señalización que indique las entradas y salidas correspondientes.