•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tener un diente roto, inclinado o con caries puede afectar la manera en que una persona mastica el alimento y causar daños en su sistema digestivo, aseguró la odontóloga Gabriela Gutiérrez, jefa del servicio de odontología del Hospital Militar Escuela  Dr. Alejandro Dávila Bolaños.

Para que el cuerpo pueda absorber los nutrientes que necesita y eliminar las toxinas en el sistema digestivo, se necesita que la comida esté bien masticada, señaló Gutiérrez. 

“Si nosotros no masticamos bien, no digerimos bien, entonces vamos a tener un montón de enfermedades sistémicas adicionales, como la gastritis, y todo está relacionado a la mala oclusión, que no mordemos bien porque tenemos una enfermedad bucal”, precisó la especialista. 

La odontóloga también agregó: “Aquí es impresionante, uno habla con las personas en la calle y de cada 10, siete toman omeprazol de forma permanente, y lo que piensan es que se debe al estrés, pero a veces es que ni siquiera mordemos bien los alimentos y todo nuestro sistema digestivo sufre”.

Las afecciones bucales más comunes en el país son las enfermedades periodontales, la caries, y, por ende, la alitosis, que es el mal olor en la boca, según la jefa de odontología del hospital Militar, donde se atiende a un promedio de 45 pacientes cada día en las diferentes especialidades. 

Falta educación

La especialista Gutiérrez indicó que en Nicaragua se le da poca importancia a la salud bucal, en especial los jóvenes y adultos. 

“Es importante la promoción del cuidado bucal. La educación sí se hace en las primeras etapas escolares, pero en la secundaria se va olvidando, entonces, cuando llegamos a la etapa adulta pensamos que ese es un problema de los niños”, indicó  Gutiérrez. 

Dentro de la población de asegurados, consulta externa y trabajadores del hospital Militar, se está desarrollando una campaña de información en pancartas con mensajes sobre salud bucal para concientizarlos sobre la importancia de esta área de la salud, destacó Gutiérrez. 

Por su parte, el doctor Winston Llanes, especialista en rehabilitación oral, indicó que la mayoría de enfermedades odontológicas que no son atendidas por los especialistas, y cuidadas por los mismos pacientes, pueden provocar la pérdida de las piezas dentales. 

A juicio del especialista, un 80% de la población nicaragüense tiene una enfermedad periodontal, que también están asociadas a la falta de limpieza adecuada y otros factores de riesgo, como el consumo de azúcar, que a su vez daña la estructura dental. 

“Además, la limpieza es con un cepillado eficiente, si hay descuido, eso hace que la caries avance más rápidamente y se pierdan los dientes”, indicó Llanes, quien además aclaró que si una persona cuida su salud bucal, no perderá los dientes al llegar a la tercera edad. 

Ambos odontólogos recomiendan a la población, que acudan a las clínicas de atención a la salud bucal cada seis meses, para evitar mayores complicaciones.