•   Managua, Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Altas temperaturas, ráfagas de vientos y sequías propician las condiciones para los incendios forestales, explicó Alejandro Alemán, especialista en cambio climático del Centro Humboldt. Las malas prácticas, como la quema  agrícola, también inciden en la ocurrencia de estos fenómenos. 

No obstante, el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) determinó, a través de un mapa, cuáles son las zonas más vulnerables ante los incendios forestales. Los resultados de dicha herramienta, que se encuentra disponible en la página de esta institución, destacan que casi 160,000 personas tienen algún grado de vulnerabilidad.

En todo el país, 531 comunidades son las que tienen mayores niveles de riesgo por incendios forestales, indica el mapa, que clasifica de 0 a 100 los grados de vulnerabilidad. Los dos municipios más expuestos son San Francisco del Norte, en Chinandega, y El Crucero, en Managua.  

San Francisco del Norte es fronterizo con Honduras y con el departamento de Madriz. Según Sinapred, tiene 7,267 habitantes en 20 comunidades. El nivel de vulnerabilidad que tiene es de 100%. En el primer semestre de 2017 se registraron 313 incendios entre agrícolas y forestales Archivo/END

El Crucero, en cambio, tiene 72% de vulnerabilidad ante incendios forestales y la población que está expuesta es de 11,128 personas. Otros municipios con bastantes riesgos ante esta amenaza son: El Jícaro, Telpaneca, San José de Cusmapa, en Madriz, San Nicolás, en Estelí, Santa Rosa del Peñón, en León, e incluso Bonanza, en la Costa Caribe Norte. 

Cambio climático aumenta el riesgo

Alejandro Alemán, especialista en cambio climático, explicó que el cambio climático puede influir para que haya más incendios forestales en un futuro. 

La presencia de fenómenos meteorológicos genera condiciones favorables. “Cuando se genera un incendio forestal influyen las ráfagas de vientos, asociado a altas temperaturas y también cuando ocurre sequía. Con el déficit de precipitación la vegetación se torna más seca”, detalló Alemán. 

Las manifestaciones del cambio climático ya están ocurriendo, dijo el experto. “Desde hace algunos años se viene aumentando la vulnerabilidad de estos territorios ante incendios forestales”, afirmó Alemán. 

“Es posible que, en el futuro, zonas que no son propensas a estas amenazas lo sean. El avance del corredor seco aumenta la vulnerabilidad y eso es un proceso en avance”, agregó el ambientalista.  

Caminata contra incendios forestales

Una caminata contra incendios forestales y agrícolas se llevó a cabo en el municipio de Diriomo, la actividad estuvo organizada por el Benemérito Cuerpo de Bomberos-DGB, de la Gran Sultana, bajo el lema “No a la quema de nuestros bosques”.

El evento fue con el objetivo de crear conciencia en la población ante las constantes quemas que se registran en predios baldíos y zonas boscosas del departamento de Granada.

La población recorrió las principales calles con pancartas que llevaban mensajes, como “Cuidemos la Naturaleza”, “No a los incendios forestales”, “No incendias solo madera, también incendias vidas”, entre otros. 

Disminuye fertilidad de la tierra por mal uso agrícola

“Hoy estamos reunidos diferentes instituciones, alumnos de centros educativos y población en general, con la finalidad de que no se continúen realizando quemas en nuestros bosques o áreas verdes, que eviten a toda costa la propagación de los mismos y que hoy más que nunca protejamos nuestros recursos naturales”, expresó Everth Marenco, miembro de la DGB. 

Por su parte, Julio Enrique Mendoza, miembro del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturalez (Marena), señaló que “estamos comprometidos a detener estos delitos, los incendios han devorado gran parte de nuestra flora en el país, donde se ha perdido gran cantidad de madera preciosa, esperamos poder crear conciencia en las personas, para que cuiden el medio ambiente y no sigamos contribuyendo a su destrucción”. En todo el país, 531 comunidades son las que tienen mayores niveles de riesgo por incendios forestales. Archivo/END

Los pobladores manifestaron que en Granada ocurren grandes quemas en la reserva Volcán Mombacho y en otros lugares, que han afectado gravemente a la población y los ecosistemas. 

313 incendios en 2017

En el primer semestre de 2017, que es cuando se da la época seca, se registraron 313 incendios entre agrícolas y forestales, según datos del Puesto de Mando de los Bomberos Unificados de Nicaragua. Estos afectaron aproximadamente 2,467 manzanas de tierra, impactando directamente en el hábitat de las especies, pero también en los minerales que se encuentran en el suelo donde se da la quema. 

Según los expertos, el incendio tiene la capacidad de desaparecer todos los elementos bióticos y abióticos del ecosistema donde ocurre, es decir, hay pérdida de biodiversidad total, todos los insectos en el suelo se mueren, toda la vida de los árboles y toda la vida que hay alrededor del ecosistema de alguna manera desaparece. 

También modifican el volumen de biomasa, alteran el ciclo hidrológico y el humo que produce afecta la salud de las poblaciones cercanas. 

Los cuerpos de bomberos coinciden con que históricamente las zonas de occidente y en Las Segovias son las que mayor cantidad de este tipo de incidencias registran, sin embargo, es también bastante común encontrarse con algunas emergencias de esta índole en zonas aledañas a Managua y otras ciudades del país.