•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Maynor Jiménez Meza, de 18 años de edad, fue sepultado ayer en el cementerio público San Francisco de Asís de Estelí.

La víctima a la que supuestamente Osiris Josué Gadea Rodríguez le incrustó  un desarmador en la región próxima a la sien derecha, expiró el lunes pasado, luego de nueve días de larga  agonía y sufrimientos.

La familia del fallecido reveló que el domingo 18, Maynor fue agredido y los médicos del centro asistencial esteliano lo remitieron a un hospital capitalino, donde lo desahuciaron. No obstante en Estelí, los facultativos lo mantuvieron con vida.

Varios de los parientes del fallecido, entre ellos, la señora Trinidad Isabel Jiménez, abuela materna, y vecinos señalaron que en ningún momento el ahora fallecido, llegó a la casa del victimario a quererlo agredir, sino que cuando Maynor pasaba frente a una pulpería del barrio Virginia Quintero  se dio un intercambio de palabras entre ellos. Gadea le clavó el desarmador en la cabeza.

“Mi nieto a quien yo desde niño cuidé, no era ningún vago, o delincuente”, dijo Trinidad Isabel.  La víctima era obrero de una empresa tabacalera propiedad de un inversionista privado, asentado en la ciudad de Estelí. 

De acuerdo con la abuela, Jiménez Meza y Gadea Rodríguez se habrían enemistado por una deuda de 200 córdobas, que terminó con la muerte del primero. “Maynor le cobró a Osiris y desde entonces siempre se expresaba mal de él” indicó.

A Gadea ya le realizaron la audiencia preliminar por el delito de lesiones graves y fue remitido a la vista inicial para este 1 de marzo.