•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Sala Penal del Tribunal de Apelaciones de la Región Autónoma del Caribe Norte con sede en  Puerto Cabezas sentenció a cuatro años de prisión al exfiscal auxiliar José Antonio Díaz Balladares por el delito de cohecho.

El otrora representante del Ministerio Público en Siuna, municipio de Región del Caribe Norte de Nicaragua, terminará de cumplir su condena de cuatro años de encierro en la cárcel  el 16 de noviembre del año 2021.

En la sentencia dictada por los magistrados del Tribunal de Apelaciones de esa zona del Caribe nicaragüense, también ordenan que durante ese mismo período el exfiscal queda suspendido del ejercicio de su profesión de abogado.

En la misma resolución declararon no culpable de los delitos a Juerguen Antonio Díaz Ruiz como cooperador necesario de cohecho y autor directo de usurpación de funciones públicas, falsedad ideológica y estafa agravada.

Juerguen Díaz Ruiz es hijo del exfiscal condenado por cohecho y según la Fiscalía es quien cobraba en la comunidades de Siuna en representación de su padre en los casos donde los denunciados le pedían no ser acusados, o bien  las víctimas le solicitaban ejercer la acción penal. 

Los hechos por los cuales fue sentenciado elexfiscal están relacionados con un caso de corrupción donde el exfuncionario público cobró a una víctima de abigeo por presentar la acusación, según demostró la Fiscalía en el juicio.

Para que José Antonio Díaz fuera declarado culpable del delito de cohecho fue determinante el testimonio de Mirna Dumas Peralta, quien denunció que  el exfiscal auxiliar en diciembre del 2016 le cobró 5,000 córdobas para presentar  la acusación por abigeato y  2,000 más  por ofrecer las pruebas.

Contra el exfiscal está pendiente un segundo juicio donde la Fiscalía le acusa de presuntamente haber  cobrado a la víctima y al hechor en el caso de un incendio y daños agravados.

“A la víctima le cobró para presentar la acusación y al acusado para no presentarla”, según la acusación fiscal.