•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las Asociación Pro Niños Quemados de Nicaragua (Aproquen) informó que se ejecutará un plan de atención médica que beneficiará a 300 niños que lleguen a esta unidad, gracias a un donativo que los clientes de un supermercado destinaron para este objetivo. 

La campaña de recaudación, que inició el 1 de noviembre del año pasado, finalizará hoy a nivel de 27 sucursales a nivel nacional, declaró ayer Mario Gaitán, director de donaciones de Aproquen. 

Los fondos serán utilizados para la atención médica y sicológica gratuita que se brinda en Aproquen, además de la adquisición de máscaras y guantes necesarios para el tratamiento de las quemaduras en los niños, señaló Gaitán. 

En los últimos cuatro meses, la dinámica consistió en que unos 400 colaboradores del supermercado invitaron a los clientes a donar cualquier cantidad deseada a la organización al momento de facturar sus compras. 

“‘Ocupamos’ a los cajeros, que se conviertan también en voluntarios de Aproquen para recaudar fondos”, indicó Gaitán. 

Más de 7 mil servicios

Según datos de la organización, esta campaña se ha realizado en los últimos seis años y ha beneficiado a más de 1,500 niños y niñas con 7,500 atenciones médicas gratuitas brindadas. 

De cada 100 niños que se queman, 75 son menores de cinco años y la mayoría de quemaduras se dan por el contacto con líquidos calientes, como aceite, café y sopas; el resto de niños atendidos sufrieron accidentes por flamas o contacto con un objeto caliente.

Las principales recomendaciones de Aproquen a las familias son: cocinar con los quemadores traseros de la cocina, evitar quemar basura en el patio o asegurarse de apagar correctamente las cenizas y no dejar utensilios calientes al alcance de niños.