•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el banquillo de los acusados fueron sentados Byron Escalante Izaguirre y Erickson Lindo Escalante, capturados el 14 de octubre del 2017 mientras trasladaban a seis migrantes ilegales de origen nepalí.

En la primera audiencia del juicio que se desarrolla en el Juzgado Décimo Tercero de Juicio,  únicamente compareció como testigo Haydeé Hurtado López, camarera del hostal donde se alojaron los migrantes.

La testigo Haydeé Hurtado López afirmó, ante la jueza Fátima Rosales González, que los dos acusados fueron arrestados en el hostal donde también se hizo la retención de los extranjeros.

La versión de la testigo, ofrecida por la Fiscalía, contradice el escrito acusatorio donde se afirma que Byron Escalante y Erickson Lindo fueron capturados en el Mercado Israel Lewites.

A criterio del abogado defensor, Juan Miranda Tercero, el testimonio de la Hurtado López “desvirtúa” la tesis acusatoria de la Fiscalía  y allana el camino para que sus representados sean declarados no culpables.

Testigo clave   

La fiscal auxiliar Blanca Rosa Calero aseguró que la Fiscalía presentará el testimonio de un taxista, quien presuntamente fue contratado por los acusados para trasladar a los nepalíes del hospedaje en el barrio Altagracia hasta el mercado Israel Lewites.

La representante del Ministerio Público manifestó que, con el testimonio del obrero del volante, demostrará que los acusados fueron quienes lo contrataron en la calle para que trasladara a los extranjeros del hospedaje a referido mercado donde está la terminal de buses que cubren la ruta Managua–El Guasaule. 

Los dos acusados presuntamente pertenecen a una red internacional de traficantes de migrantes ilegales, la cual tiene como jefes a dos personas únicamente conocidas como Francisco Baltodano y Cara de piña.

El juicio, que se suspendió este martes por falta de testigos, continuará el próximo 8 de marzo.