•   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Embajadores de países de la Unión Europea en Nicaragua junto con autoridades de Enacal inauguraron hoy los proyectos de agua potable y alcantarillado sanitario en los municipios de Santo Tomás y Acoyapa, en el departamento de Chontales.

Las obras mejoran la calidad de de vida de 24,000 personas en ambos municipios, pues se construyó una planta de tratamiento de agua potable y un dique toma en el río Mico (la fuente principal de agua).

Además, hay dos estaciones de bombeo, dos tanques de almacenamiento con capacidad de 4,200 metros cúbicos en Santo Tomás y uno en Acoyapa con capacidad de 1,200 metros cúbicos, que podrán distribuir hasta 57 litros por segundo.

En Santo Tomás se establecieron 3,468 conexiones para brindar el servicio, y 2,758 en Acoyapa. 

Con estas obras se garantiza el acceso total al agua en ambos municipios, donde la población por más de 40 años se abasteció a través de la esporádica llegada de pipas o por la compra del agua a intermediarios a un precio elevado, ya que el servicio era inestable.

Los trabajos de alcantarillado sanitario consistieron en la instalación de dos plantas de tratamiento de aguas residuales y se instalaron 54 kilómetroa de tuberías conectoras. 

Las obras fueron ejecutadas en el marco del Programa Integral Sectorial de Agua y Saneamiento Humano (PISASH), con una inversión de 29 millones de dólares financiados por la Agencia Española Internacional de Cooperación para el Desarrollo, la Unión Europea, el Banco Centroamericano de Integración Económica -éste a través de crédito- y fondos propios del Estado. 

Antes del PISASH, Acoyapa contaba con un sistema de agua potable que cubría la mayor parte del área urbana (82%), mientras que Santo Tomás disponía de una cobertura del 68%.

Acoyapa y Santo TOmás, Chontales, son los benficiados con el proyecto de agua potable. Sequeira/END

Sin embargo, el servicio era muy irregular, distribuyéndose el agua por sectores cada una o dos semanas, especialmente en verano, época en la que las fuentes de suministro se secaban. 

Ambos municipios no contaban con un servicio de saneamiento, lo que ahora ha sido posible. 

Los pobladores manifestaron su contento porque ahora van estrenar el servicio de agua, con el que ya no tendrán que gastar más de la cuenta para comprarla, ya no lavarán la ropa en el río y empezarán a instalar servicios higiénicos adecuados, ya que la gran mayoría aún usa letrinas. 

"Traer el agua a estos municipios es un sueño hecho realidad para estas familias y beneficis sobretodo a las muneres y niñas, que debido a la desigualdad de género son las que tradicionalmente se han encargado de acarrear el agua desde los ríos y recorres largas distancias", dijo el embajador de la Unión Europea, Kenny Bell. 

El acto de inauguración estuvo presidido por las autoridades edilicias de los municipios, el director ejecutivo de Enacal, el embajador Bell, así como embajadores de España, Francia, Alemania y el encargado de negocios de Luxemburgo en Nicaragua.