•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 50.5% de las resoluciones del Tribunal Aduanero y Tributario Administrativo de Nicaragua (TATA) en el año 2017 fue a favor de los usuarios y contribuyentes, indicó Marlon Omar Brenes, presidente ejecutivo del TATA, quien ayer presentó al plenario de la Asamblea Nacional el informe del trabajo realizado durante el último año por esta institución.

Durante el 2017 el TATA emitió 1,076 resoluciones en respuesta a los recursos de apelación interpuestos por los usuarios en contra de la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA) y de la Dirección General de Ingresos (DGI). La suma examinada por el TATA en concepto de multas, infracciones, reajustes de impuestos fue de US$1,289,546,108.02 (mil doscientos ochenta y nueve millones, quinientos cuarenta y seis mil ciento ocho córdobas con dos centavos)

El tribunal emitió 1,076 dictámenes indicando que de la suma total mencionada, un monto de C$652,417,525.94, fue “reconocido a favor de los contribuyentes, lo que equivale al 50.59% del total del monto examinado”, recalcó Brenes.

El presidente del TATA explicó que del monto a favor de los contribuyentes una suma de C$407,743,395.88 corresponde a cobros y reajustes que la DGI hizo, y que fueron apelados. Mientras C$244,674,130.06 son por cobros, multas, impugnaciones y retenciones que se le reclamaron a la DGA.    

En este sentido “a los usuarios, a los contribuyentes que apelan se les regresa los montos que el tribunal considera”, señaló Brenes, agregando que el trabajo en el TATA es colegiado y el personal “sustantivo” es solo de 15 personas.  

Destacó que “en materia de derechos arancelarios a la importación e impuestos aduaneros, el 89% de los recursos se resuelve a favor del usuario aduanero, en el caso de la DGI las cifras son más equilibradas”.  

“El tribunal está facultado para conocer y resolver en última instancia en la vía administrativa los recursos de apelación y de quejas de los usuarios.  

“El tribunal ha estado pidiendo desde el año 2015, C$40.5 millones de presupuesto. Para el período 2018 el Ministerio de Hacienda nos dio C$23.8 millones y es insuficiente para cubrir las necesidades, el 41.1% de nuestro funcionamiento está descubierto”, enfatizó Brenes.     

“Dice el Sinapred que estamos hacinados y la Contraloría General de la República señala que en el TATA hay funciones que deberían estar segregadas, pero las ejerce un mismo funcionario”, señaló Brenes.