Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

Los conflictos de propiedad en las fincas Santa Rita, en Mulukukú; Palos Verdes, en La Libertad, Chontales, y El Castillo, en el municipio de El Rama, serán puntos de agenda de la Comisión de Verificación, Reconciliación Paz y Justicia, que encabeza el cardenal Miguel Obando y Bravo, de acuerdo con las demandas que ha planteado la dirigencia nacional del Partido de la Resistencia Nicaragüense.

Durante la sesión realizada el pasado 17 de abril, la Comisión de Verificación conoció el trabajo que la Intendencia de la Propiedad está realizando para solucionar el problema generado en la finca Santa Rita, luego que desmovilizados desalojados a la fuerza de esa propiedad, denunciaran la destrucción de sus viviendas, las que fueron quemadas por órdenes de la procuradora departamental en el Triángulo Minero, Jackelinne Tórrez, según lo denunció EL NUEVO DIARIO.

“Esperamos que la Comisión de Verificación funcione y la gente beneficiada reciba una respuesta”, aseguró José Benito Bravo, Vicepresidente del Partido de la Resistencia Nicaragüense.

Bravo dijo que esperan que los conflictos de propiedad de Mulukukú, La Libertad y El Rama, estén en la agenda de la Comisión.

En la Comisión de Verificación, Reconciliación, Paz y Justicia están integrados como miembros propietarios, tanto el presidente como el vicepresidente del PRN, Julio César Blandón y José Benito Bravo, respectivamente, y una de las funciones de esa instancia es resolver el problema de la propiedad entre los desmovilizados de lo que fue la contrarrevolución.

Bravo señaló que los problemas de propiedad entre los desmovilizados de la ex Resistencia Nicaragüense “son complejos”, y que no fueron resueltos por los gobiernos anteriores. “Ahora estamos tratando de que se nos dé repuesta”, señaló.

Reconoció que la Comisión de Verificación ha tenido pasos importantes como la entrega de 450 títulos de propiedad a igual número de beneficiados en El Timal, pero existen otros problemas como la atención a los huérfanos de guerra, a las viudas y a los lisiados. Este sector se vio afectado durante los gobiernos anteriores que eliminaron beneficios. “Ahora se han restablecido y hay un cumplimiento al registrarse un aumento de las pensiones”, reconoció el comandante “Mack”.

Distancias de la violencia

Bravo no ve con buenos ojos una posible reacción violenta de las bases de la Resistencia al incumplimiento gubernamental de los compromisos que Daniel Ortega firmó con la dirigencia de ese conglomerado político, previo a las votaciones de noviembre de 2006.

“No vamos a provocar violencia”, aseguró José Benito Bravo, conocido en las filas de la contrarrevolución como “Mack”, tras evaluar una reunión que sostuvo la dirigencia del Partido de la Resistencia Nicaragüense con un nutrido grupo de sus miembros.

Reconoció que dentro de las filas de la ex Resistencia “hay inquietudes”, pero de eso a la violencia… “Buscamos la vía correcta”, señaló. Afirmó que la Resistencia Nicaragüense va a reclamar con energía lo que “creemos que no se ha cumplido, pero no vamos a provocar violencia”.