Nery García
  •  |
  •  |
  • END

El experto en temas energéticos, Narciso Mayorga, recomendó al ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, que si insiste en comprar las plantas de generación eléctrica del grupo privado Albanisa, negocie bajar la tasa de interés del seis al tres por ciento del financiamiento, pues eso significaría una rebaja del 38 por ciento en su cancelación, lo que beneficiaría a los usuarios del servicio eléctrico al pagar menos vía tarifa.

“Le recomiendo negociar bajo el siguiente esquema: mantener el plazo de 15 años con una tasa de interés del tres por ciento”, precisa Mayorga, quien es consultor en Derecho de Energía.

Agrega que si se logra ese acuerdo, y tomando como referencia que la capacidad instalada fuera de 60 mil kilovatios a un precio estimado de mil dólares por kilovatio, entonces habría una rebaja del 38 por ciento en la factura que Albanisa le pasará a Unión Fenosa. El pasado 24 de marzo, el ministro remitió un informe a la Contraloría General de la República (CGR), en donde descartó que las plantas que Albanisa está instalando en el país son donadas, al precisar que los nicaragüenses pagaremos 232.4 millones de dólares por esas máquinas “con plazo de 15 años, y a una tasa de interés del 6 %, que son términos altamente concesionales”.

No es interés concesional

Pero para Mayorga, quien se desempeña como especialista independiente en Gerencia de Energía y Comunicación Gerencial, el seis por ciento de interés que dice Rappaccioli corresponde a un interés comercial y no concesional.

Mayorga asegura que si por cada kilovatio instalado los usuarios del servicio eléctrico tendremos que pagar 11 dólares 80 dólares al mes, como lo anunció el ministro, entonces el valor de las plantas se cancelaría en un plazo de 10.2 años, pero si se reduce a tres por ciento la tasa de interés, el costo que pagarían los abonados de Fenosa será de siete dólares con 32 centavos, lo que significa que vía tarifa pagarían cuatro dólares con 48 centavos menos al mes, por cada kilovatio instalado.

Pero si el ministro se resiste a reducir la tasa de interés, “una segunda alternativa, beneficiosa para nuestro país, sería mantener el precio anunciado ($ 11.80/KW-mes), con un interés anual del 3%”, asegura Mayorga, con la diferencia de que el valor de las plantas debe cancelarse en un plazo de 8.5 años y no de 15.

Urgen políticas para energía barata

Otra de las propuestas que hace Mayorga es que Albanisa, que no tiene experiencia en generación eléctrica, le venda las plantas a la estatal Gecsa (Generadora Eléctrica Central), y que ésta le pague al grupo privado conforme el precio negociado.

Hay que recordar que han sido las empresas eléctricas estatales las que administran esas máquinas con recursos del Estado. Asimismo, el experto propone que Rappaccioli presente al país políticas, planes y programas que implemente el Ministerio de Energía y Minas (MEM) bajo su tutela, a fin de mejorar la matriz energética y conseguir que los nicaragüenses accedan a una energía de calidad, segura y barata.

Mayorga insiste en que es mejor que el Estado “evite que se compren las plantas de generación conocidas como “Hugo Chávez” (ya que) pronto estarán, como ya están en la actualidad las plantas conocidas como “Las Brisas”, que hacen bulto y ya no aportan”.

Rappaccioli a la Asamblea hoy

Mientras tanto, la Asamblea Nacional informó que hoy está prevista una reunión entre los diputados de la Comisión de Infraestructura y Servicios Públicos y el ministro de Energía y Minas, a partir de la una de la tarde, en el salón Sacuanjoche, en donde Rappaccioli expondrá sobre las inversiones en materia energética de 2008, y responderá dónde están los 30 millones de dólares que China Taiwan donó para compras de plantas de generación eléctrica..