•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El congresista republicano Francis Rooney, quien había respaldado abiertamente la Nica Act, un proyecto que impone una serie de regulaciones a los préstamos de Estados Unidos a Nicaragua, ahora está en contra de ese proyecto, informó ayer The Miami Herald.

Según el diario estadounidense, Rooney en la actualidad estaría cabildeando en el Congreso de Estados Unidos una campaña para rechazar la Nica Act, junto a un empresario de Nicaragua.Para Ros-Lehtinen, Rooney ha sido descortés al cabildear en contra de la Nica Act sin informarle.Archivo/END

Reacción

The Miami Herald no logró contactar a Rooney, pero sí pudo obtener declaraciones de Ros-Lehtinen, principal propulsora de la iniciativa de ley. 

Para Ros-Lehtinen, Rooney ha sido descortés al cabildear en contra de la Nica Act sin informarle. 

“(Rooney) está activamente cabildeando en contra (de la Nica Act), ¿y además va al Senado y cabildea con senadores en contra de la ley que él respaldó? No sé qué se trae Rooney, pero no lo aprecio, no es correcto”, declaró Ros-Lehtinen a The Miami Herald. “Rooney puede pasar todo el día cabildeando en el Senado, lo animo a que pierda su tiempo, porque creo que la libertad triunfará sobre estas tácticas”, agregó Ros-Lehtinen.Francis Rooney en la actualidad estaría cabildeando en el Congreso de Estados Unidos una campaña para rechazar la Nica Act. Archivo/END

Proceso

Para que la Nica Act sea una ley deberá ser discutida y aprobada por el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos. Luego tendría que ser discutida en el plenario del mismo y posteriormente enviada al presidente Donald Trump, quien decidiría si la aprueba o la veta, según ha explicado el exembajador de Nicaragua en Washington y excanciller, Francisco Aguirre Sacasa, quien ha advertido que esta iniciativa de ley podría aprobarse durante este año, “como un proyecto de ley individual o como un anexo a algún otro proyecto de ley que el presidente Trump no pudiera vetar”. 

Nueva versión 

La versión de la Nica Act introducida hace dos meses en el Senado estipula que Estados Unidos usará su voz y voto para oponerse a cualquier préstamo al Gobierno de Nicaragua que no sea para atender las necesidades humanas básicas, o para promover la democracia, a menos que haya mejoras democráticas.

Lo anterior lo estipula el texto de la ley, similar al que ya se había aprobado este año en octubre en el plenario de la Cámara de Representantes. 

Además, se indica que deben elaborarse dos reportes: uno sobre la participación de funcionarios del Gobierno de Nicaragua en actos de corrupción pública, lavado de dinero o violaciones de los derechos humanos en Nicaragua. Y otro que describa el grado de cooperación de los gobiernos de Rusia y Venezuela con el Gobierno de Nicaragua.