•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una niña de apenas cinco días de nacida fue raptada en la comunidad El Chipote, de Quilalí, Nueva Segovia, por una supuesta enfermera del Hospital Alfonso Moncada Guillén de Ocotal. La Policía Nacional investiga el caso.

Leslie Morán, una joven de 20 años, es la mamá de la niña raptada y desde la mañana de ayer se encuentra retenida en la estación policial de Quilalí para colaborar con las investigaciones. 

Sendell Morán, tía de la niña raptada, detalló que a las nueve de la mañana del pasado miércoles la supuesta enfermera llegó a bordo de una motocicleta hasta la comunidad El Chipote —ubicada a tres horas y media del casco urbano de Quilalí— para supuestamente llevarse a la niña al hospital de Ocotal. 

“Ella llegó y dijo que se iba a llevar a la niña porque había nacido enfermita y que los médicos necesitaban valorarla. Mi prima se la dio porque la había visto como enfermera en el hospital de Ocotal y creyó que era verdad”, dijo vía telefónica Sendell Morán.

Dijo que volvería por la mamá

La raptora —a la que describe como una mujer alta, de piel blanca, pelo rubio y de unos 40 años— le dijo a la joven madre que regresaría por ella en una camioneta para llevarla al hospital. Eso jamás pasó. 

Leslie Morán, la mamá primeriza, entonces acudió a la estación policial de Quilalí para interponer la formal denuncia. “Mi prima desde ayer está en estado de shock, la policía solo nos deja pasarle comida y solo la hemos podido ver una vez. Ella está desesperada por recuperar a la niña”, relata Sendell. 

El hombre que acompañó hasta la comunidad a la supuesta enfermera ha sido identificado como Uriel Talavera y la Policía de Quilalí informó a los familiares de la niña que ya se encuentra detenido.  La supuesta enfermera, de la que aún no se conoce su identidad, sigue prófuga. 

“Nos dijeron que, al parecer, a la niña se la llevaron a Managua. Lo que nosotros queremos es que ese hombre confiese y diga dónde está la mujer con la bebé”, aseguró Morán.

Yendi García, el papá de la recién nacida, quien se encuentra separado de Leslie Morán, también está retenido en la Policía de Quilalí. Antonio Morán, el abuelo materno de la bebé, fue llevado la tarde de ayer a la estación para brindar su declaración.  

Mismo método que en el Alemán

El 1 de junio del año 2016, un niño recién nacido fue raptado por una mujer que se hizo pasar como enfermera del Hospital Alemán Nicaragüense en Managua y fue encontrado 39 días después. 

Los raptores, Wanky Monge Altamirano y su esposo Túpac Amaru Murillo, fueron condenados a seis años de prisión por sustraer del hospital al pequeño Betzael Orozco Flores.