•  |
  •  |
  • END

Después de tres “asaltos judiciales” en el Juzgado Cuarto Distrito Civil de Managua, finalmente Román González, “El Chocolatito”, tendrá que pasarle a su hija de cinco años, 10 mil córdobas mensuales para su manutención, más comprar una casa a su nombre. El acuerdo se firmó después que Martha Anduray, madre de la menor, lo demandó por pensión alimenticia en febrero pasado.

El dinero será depositado los 30 de cada mes en el Ministerio de la Familia, MiFamilia, y el 30 de abril entregará la escritura y la casa a nombre de la menor a Anduray.

Además, se acordó que el púgil verá a su hija los lunes, martes y miércoles de cada semana, más un fin de semana de por medio con previo aviso a la madre.

También se le levantó a González la restricción migratoria que había aplicado el juez en sentencia pasada.

“Acordamos 10 mil córdobas mensuales más la casa, y por la niña está bien”, aseguró Anduray después de salir de la audiencia.

Por su parte, el boxeador lamentó lo sucedido, y afirmó que quiere lo mejor para su hija. “Yo siempre quiero lo mejor para mi hija. Gracias a Dios ya está todo resuelto y él sabe por qué hace las cosas. Ahora hay que seguir para adelante”, expresó.

Propuestas

Durante el proceso, Anduray solicitó 20 mil córdobas mensuales, luego se bajo a 10 mil córdobas, mientras González propuso 5 mil córdobas y la semana pasada ofreció 7 mil córdobas.

La madre de la menor, al ver que su ex pareja no cumplía con el mandato del 25 de febrero de 2008, donde el juez Cuarto de lo Civil, Néstor Castillo Vanegas, resolvió que el boxeador depositara el 25 por ciento de sus ingresos en MiFamilia, lo acusó ante la Fiscalía por el delito de incumplimiento a los deberes alimenticios de su hija de cinco años, acusación que se llevaría acabo si no se llegaba ayer a un acuerdo.