•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional presentó este viernes a los dos presuntos secuestradores de una recién nacida en el municipio de Quilalí en Nueva Segovia, quienes serán acusados de secuestro y remitidos al Ministerio Público en los próximos días. 

Los detenidos fueron identificados como Jessica Flores Rivas, de 36 años, quien laboraba como enfermera auxiliar del hospitalito Yolanda Mayorga de Tipitapa; y Denis Maradiaga, de 26 años, trabajador de un bar en el municipio de Quilalí.

El secuestro ocurrió el pasado miércoles 28 de febrero a las 7:00 a.m., cuando ambos sospechosos se presentaron en la casa de Leslie Zelaya, de 20 años y madre de la bebé, en la comunidad de La Garita del municipio de Quilalí en Nueva Segovia, declaró ayer en conferencia de prensa el comisionado general Francisco Díaz, subdirector de la Policía Nacional.

“Jessica Flores se identificó como enfermera refiriendo que llegaba a traer a la niña para tratamiento médico y la madre entregó a la niña confiando en lo dicho por la secuestradora”, informó Díaz.Los detenidos fueron identificados como Jessica Flores Rivas y Denis Maradiaga Óscar Maradiaga/END

Zelaya denunció ante las autoridades policiales el rapto de la menor el miércoles y Flores fue capturada en Managua el jueves, mientras que al otro sospechoso lo capturaron en Quilalí, según el informe de la Policía Nacional. 

Hallan a la niña en Tipitapa

El comisionado general Díaz indicó a medios de comunicación que el mismo día del secuestro ambos delincuentes trasladaron a la niña a la casa de una amiga identificada como Sandra Orozco Ramírez, de 52 años, en el barrio San Cristóbal, de Tipitapa. 

En el lugar, Jessica Flores le solicitó a Orozco “que le cuidara a la niña por dos días”, sin embargo, este jueves fue hallada la recién nacida luego de allanar la vivienda, donde también fue detenida la presunta captora.El secuestro ocurrió el pasado miércoles 28 de febrero a las 7:00 a.m Óscar Sánchez

El subdirector  de la Policía acotó que la niña “actualmente se encuentra bajo el cuidado y la protección” del Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez (Mifan).
Las autoridades aún no han dado a conocer los motivos por los cuáles fue raptada la bebé, pero continúan investigando este hecho, según la Policía.